Brújula

Por: Andrea Gómez

Nos pasamos el tiempo buscando
a alguien que nos complemente
y no nos damos cuenta de que
cada uno de nosotros lo tiene todo.
Por eso cuando pierdes a alguien,
indirectamente lo has perdido todo.

Imagen de pixabay

Imagen de pixabay

Este tiempo me sirvió

Por: M. Hernandra

Este tiempo me sirvió para aprender, que a veces, en cuestiones amorosas es mejor no esperar nada de nadie, porque hacerlo supone que puede que un día te defrauden, y es que me doy cuenta de que la gente miente, mienten sobre lo que quieren, sobre lo que sienten e incluso hasta de lo que hacen. Supongo que cada uno crece con sus ideales y tienen cada uno opción a hacer y deshacer como le plazca, pero me encontré en una época en la que el hombre finge buscar amor cuando quieren sexo y las mujeres fingen buscar sexo para encontrar el amor. Parece el mundo al revés pero esto es totalmente cierto. Y seguro que generalmente todavía hay quien busca el amor, pero también están los que prefieren disfrutar del momento y ni saben ni quieren saber nada sobre él.

Yo creo que las relaciones deberían basarse en cosas más simples, en encontrar alguien que para ti sea especial, y dar, porque en eso consiste el amor también, en dar más de lo que recibes, ser capaz de mirar por la otra persona a la hora de actuar, no pido que nadie muera o viva para mí, solo que desee compartir los momentos más importantes del camino a recorrer conmigo, que no haya nada de promesas que no se cumplan o de recibir excusas que en primer momento decían llamarse “miedo”. Pero sobre todo yo querría a alguien que sobre todo me mostrase su sinceridad, porque eso, eso es de lo que menos queda hoy en este mundo. A los que encontraron el amor rápido los felicito, muchos no saben la suerte que corren.

Imagen de pixabay

Imagen de pixabay

Pasa el tiempo

Por: Loreto Liz (Lilith)

Volviste a mí con la segunda luna llena del otoño.
Te instalaste en la azotea y pasabas las noches
contemplando las estrellas.
Yo buscaba mis respuestas, tú preguntabas,
preguntabas cómo es todo.
Yo te dije que soñar es como contarse a uno mismo
historias que aún no se conocen,
tú quisiste desvelar el final de aquel sueño
antes de que se acabara enero.
Pero te fuiste otra vez
y se me helaron en la sangre
los cortos días de febrero.
Y me quedé partida en dos,
y me rompí en mil pedazos,
estallé en silencio,
me deshice por ti…
Tal vez tenga que esperar flotando en el viento
a que marzo me lleve
hasta la primera luna nueva de la primavera.
Así que ya ves, se pasan los años y yo te espero.

Imagen de Pixabay

Imagen de Pixabay

Tic-tac

Por: Maroon Milan

Imagen de Pixabay

Que tiempos malditos en los que vivimos
maquillando las caras, envolviendo arrugas
que cosas frustradas seres tan precarios
temiendo a la evolución tan divina
me aterro al pensar que yo podría estar en el mismo lugar
reloj asesino de cuerpos crecientes, no podré detenerte.

Mes tras mes

Por: Fernando Bermúdez

            Mes tras mes corrían los días, las semanas y tu ausencia lloraba bajo la lluvia decadente, tal vez estás demasiada ocupada, tal vez estás en espera de un nuevo amor, tal vez ya sueñas diferente, tal vez tienes una vena en el corazón que esta caducada, tal vez ya eres de mente singular, tal vez tus labios experimentan otro vicio, tal vez  yo ya no existo en tu vida, tal vez solo soy un ayer, un antier o un mes completo en tu vida, tal vez solo fui lo que hoy ya es ser un fantasma en tu memoria.

            Solo tengo fotografías que corren por la habitación, que ríen, que me miran, que me seducen y mueren en mi realidad, he salido con un par de amores de improviso tal vez porque se parecen a ti, me gustaría verte y hacer una alianza, me gustaría que esta historia tuviera un final, una moraleja, unos cuantos besos y volver empezar, pero este enero agoniza y se ve a lo lejos el febrero que me pregunta por ti.

            Que me hace un collage con nuestros besos y el pasado que deja mientras el calendario corre un maratón con ganas de llegar al marzo y este enero no me sale, este enero me consume en su eternidad, me deja cartas contigo, me deja letras de aperitivo mientras suicido  mi amor todos los días al despertar y no verte a mi lado y comienzo a pensar y entre mis pensamientos agonizo con el día, esperando a la noche para morir nuevamente con la luna.

            A veces me gustaría cerrar los ojos y no abrirlos jamás solo ahí eres mía, eres perfecta, eres eterna, no te marchas, no me dejas, no lloro por las noches, no te extraño, no te añoro, no vas del suspiro al lamento, te quedas en mi cuerpo el tiempo que deseemos, te quedas en la magia, te quedas en el silencio, te quedas en lo que hoy es imposible de retener cuando tengo que volver a mi soledad.

            Y tengo una vena averiada en el corazón, que está muy mala, que esta caducada, que te quiere pero no te quiere, que te necesita pero puede sola, que te vive pero muere, que te piensa pero no sabe cómo hacerte eterna, que está hecha una loca, que late como todas, pero se para, que llora sangre, que grita tu nombre hasta olvidarlo, que sonríe con muy pocas alegrías, que mira a las otras y se mira diferente, que no sabe cómo funcionar, que no te olvida, que vives en sus entrañas, que se siente vacía, que te necesita y no sabe cómo regresarte a su vida de nuevo.

“Necesito una hoja y una pluma, para decirle mis secretos, para escribir sobre usted, contarle lo que siento, decirle un susurro de punto y coma que usted me encanta”.

mestrasmes