Sentidos

Por: Andrea Gómez
Nunca creí que el miedo pudiese apoderarse de una persona, hasta que se apoderó de mí. Siempre me dijeron que solo se soñaba por la noche al cerrar los ojos, pero después llegó mi mayor miedo: el permanecer demasiado tiempo con los ojos cerrados.
Más tarde comprendí que tenía que mantener los ojos abiertos para darme cuenta de que tú eres mi sueño.
Solo necesitaba uno de mis cinco sentidos para sentirte.
El resto los utilizaba para quererte.

Imagen de Pixabay

Imagen de Pixabay