CO(N)RAZÓN

Por: Andrea Gómez

Perdió aquel tesoro eterno
y jamás lo recuperó,
porque no todo se perdona,
y menos cuando se trata de sentimientos.

Imagen de Pixabay

Imagen de Pixabay