Duerme con la luna

Por: Isabel Anhara

Duerme con la luna;
reposa junto a la luz de mi amor,
que mis suaves besos te acunan,
arrullando tus anhelos con primor.
Ea, ea, ea…., pequeña zalamera,
con flores de esmeralda sueñas,
las que el rocío besó en la primavera.

Me observas con mirada almibarada
mientras mi corazón se regocija,
al compás del danzar de las cascadas;
como la alondra, que a sus polluelos cobija.
Ea, ea, ea…., blanca paloma,
aparta de ti cualquier temor,
que nardos y rosas anhelan tu aroma.

Te susurro al oído cánticos de gloria;
la de gozosos querubines,
que velan por ti más allá de la memoria;
un mágico hechizo que te besa en la frente.
Ea, ea, ea…., niña de estrellas,
hasta los trigales envidian tus cabellos,
que me traen recuerdos de caricias bellas.

Admiro la pureza de tu corazón,
tan veraz como la noche sucede al día;
me muestras la senda de la perfección,
cual horizonte arcoíris en la lejanía.
Ea, ea, ea…, niña de lluvia,
estrecho tus manos entre las mías;
me regodeo en el iris de tu mirada rubia.

Imagen de Pixabay

Imagen de Pixabay

La fiesta en paz

Por: Loreto Liz (Lilith)

Me gusta que me mires dando palmas
mientras bailo y salto
de pie sobre la cama,
que rías con mis cosas de payasa
que me hagas ser la estrella
que más brilla, la artista principal
cantando a una cuchara en la cocina.
Me gusta madrugar y que mis besos
te sepan a café y a mandarinas,
a tostadas con semillas de amapola,
a pelo despeinado y a cosquillas
a sol en la ventana y a jazmines.
Me gusta perseguirte y que supliques
tener la fiesta en paz y que te deje
vestirte para ir a la oficina.

Imagen de Pixabay

Imagen de Pixabay

Halo lunar (cuando te vas)

Por: Jonathan Lozada
De tiempos livianos en tu mirar,
flores hermosas nacen sin más.
Has hecho cóncavo lo convexo.
Has navegado en mares desiertos.
Llevando cuentos por terminar,
hojas vacías por colorear,
ojos rodeados de halo lunar,
el mundo pesa cuando te vas.

Tú tienes esa complicidad
que juega limpio y sabe ganar.
Tú has dado vida a lo que estaba muerto,
Has hecho alquimia con lo incorrecto.
Le pido al tiempo que no sea cruel,
que se haga el loco y te vuelva a ver.
Ojos rodeados de halo lunar,
el mundo llueve cuando te vas.

Que se haga noche para que brilles,
que se haga cierto lo que se finge.
¡Tiempo maldito que no termina!
Cuando te marchas, se va la vida.
Que no hayan horas si así te quedas,
que no hayan letras en mi quimera.
Ojos rodeados de halo lunar,
el mundo duele cuando te vas.

Imagen de Cristóbal Alvarado Minic

Imagen de Cristóbal Alvarado Minic