Mi sueños

Por: Perera

Soñé con ser un cantante popular
pero mi voz era horrible. Y es.
Luego formé un grupo musical
pero nadie deseaba escucharme,
ni los enfermos, ni los curas perdidos.
Ni los sordos,  ni mi propia madre.
Luego seguí soñando y traté de ser un deportista.
Pero en todos los equipos siempre estaba sentado.
Pensé en estudiar medicina, pero no aprobé el examen de ingreso.
Al final no sé cómo me hice abogado y de paso poeta.
Algo parecido me pasó con el amor.
Pero eso es otra historia.

Imagen de Pixabay

Imagen de Pixabay