El mar en Madrid

Por: Ana Rodríguez

Una vez vi el mar desde Madrid,

mientras nos follábamos al amor

en una de esas siestas imposibles

si le tenía en mi espalda.

Ahora entiendo que no es que él

pusiera el listón muy alto,

sino que eso es lo mínimo exigible

en este tiempo de frío:

Que te hagan ver el mar

en un piso con vistas a un patio interior.

temple-968929_1280

Imagen de Pixabay

Anuncios

Salir de mí

Por: Loreto Liz (Lilith)

En noches como la de hoy
quisiera salir volando,
lejos, no sé a dónde.
Quizá a un banco de un parque,
a cualquier lugar donde no esté yo,
a una tarde de verano,
a ese bar donde prometimos encontrarnos,
o al pie de tus murallas.
Tal vez echar a correr
en sentido contrario a la rutina,
por calles en dirección prohibida
a la circulación de los reproches.
Podría caminar
sobre la cara oculta de mis sueños
y descubrir que sólo necesito
una bandada de gorriones para salir a ver el mundo,
para sentarme en una estrella contigo
y ver cómo se encienden
las luces en las calles de Madrid.
Tal vez a un lugar no muy lejano,
y desde allí comprobar
que puede que la solución no sea retirarme,
ni escaparme, huir de aquí,
hacer una maleta con lo que te dejaste,
y lanzarme con ella por la ventana,
sino salir de mí.

girl-1209561_1280

Imagen de Pixabay