Cara Pepona

Por: Ed Kürten

En su casucha aguarda enfurruñado la expiración de la noche de difuntos.  Tras lustros, el viejo psicópata conocido como Cara Pepona, ha aprendido a odiar tan significativa fecha; la única que, con  pesar, renuncia a sus herramientas de placer: su máscara de muñeca y su motosierra. Desde que la estúpida moda de Halloween preñara las tinieblas de intrusismo profesional  ha perdido las ganas de asustar y matar.

«Truco o trato», gritan unos pequeñuelos frente a su puerta. Y resignado sonríe mientras les invita a pasar. Renovarse o morir, piensa cuando vuelve a enmascararse tras el sonriente semblante de una pepona.

Imagen de Pixabay

Imagen de Pixabay

10 consejos para escribir diálogos

Contenido por Tery Logan, diseño por Ian Gómez

Te traemos 10 consejos para escribir diálogos, te resultarán muy útiles para mejorar tus textos. Además si quieres repasar nuestros consejos de puntuación en el diálogo, pincha aquí.10clavesEscribirDialogos

 

Ser escritor

Por: K.V. CarMichael

Y al final
te das cuenta de que,
en realidad,
sólo están tú
y tus ideas
y tus hojas en blanco
y tus colores un poco apagados,
y la tormenta que te llueve por dentro,
y los relámpagos que te escuecen los ojos,
y los mares que te destrozan las ilusiones,
y las realidades que te entorpecen los sueños,
y las palabras que no quieres escuchar
y las que no quieres escribir
-porque sabes que no las quieres dejar existir-
y las palabras que te matan por no ser pronunciadas
y las que te matan por haber pronunciado de más,
y las que te matan en silencio.
Porque nunca les dejas ser
algo más que un simple pensamiento…
sólo están tus desórdenes mentales,
y tu tristeza maquillada de alegrías,
y tu adorada
-pero en secreto odiaba-
soledad.

Imagen de Pixabay

Imagen de Pixabay

Mi pluma y yo

Por: Fernando Bermúdez

            Cada noche antes de dormir suspiro y pienso de mil maneras, qué será de mi… Mientras mis ojos se cierran, qué hay en mi entorno… Cuando mi sueño me ciega y comienzo a soñar, a veces me he puesto a pensar si mi alrededor toma vida, si me ven dormir y es normal para ellos. Creo que la noche me da un poco de nostalgia ver a la luna tan sola a pesar de ser elogiada por estrellas, estrellas que brillan para elogiarla en calidez de radiar y brindar belleza en ese tapiz negro azul. Yo estoy enamorado de ella, tal vez no lo sepa y a veces me pregunto si me observa, si estoy en sus sueños mientras se marcha por la otra mitad del mundo, tengo muchas preguntas que hacerle pero sé que nunca me contestará.

           Mi pluma se sonroja cuando hablo de ella, ella tampoco habla pero le dice sus sentimientos a mi cuaderno de notas, debo decir que soy su fan cada palabra que ella escribe me enamora, cada sentimiento impregnado hace que me imagine más de lo que un chico a mi edad debería imaginar y me vuelvo a preguntar que hace un escritor para enamorarse de su pluma, debo decir que no tengo ni la mínima idea, hay algo llamado atracción y debo plasmar que ella me atrae me vuelvo loco cuando la toco, cuando escribo con ella nos complementamos de tal modo que ella se hace parte de mí y yo de ella, jugamos un amorío entre mi cuaderno, mientras entrelazamos letras, hacemos oraciones y creamos bellas cosas.

         Creo que cada ser humano se ha enamorado de algo, que no sea una mujer yo me enamorado incontables veces de la luna, de mis plumas, de mi entorno, de mi ser y escribo sobre ello, plasmo mi interior, me gusta seducir al tiempo, mandarle detalles al destino y regalar sonrisas a la chica que me gusta, mientras mis días pasan me hago veinticuatro horas más viejo, más experto, menos ignorante de la vida, la vida es tan misteriosa que la comparo con el mar, que nunca sabremos del todo de lo que nos quiere hablar  porque creemos saber mucho de ella y en realidad no sabemos casi nada.

            He visto sueños cumplidos otros no pero hay esperanza en esos corazones, he visto a hombres querer ser mujeres, niños querer ser hombres, miedos rotos, alegrías convertidas en dolor, risas en llanto, niñas ser madres, al sol apagarse y la luna postularse para reinar solo por esa noche.

          Mis ojos han visto poco, tal vez no han visto nada, pero mientras voy a la cama mis suspiros se van con todos, con ella, con mi pluma escritora de momentos, portadora de palabras, amante de las letras, temedora de mi ausencia y entre otras cosas que a veces duelen y no hablamos de ello.

         Como todos, ella tiene un sueño y hasta escribir la obra más fenomenal del mundo entero, su esperanza no decae porque me tiene a mí, ella confía en mí y yo en ella. Sé que es grande, que tiene ilusiones y entre ellas su amado cuaderno de notas, me gustaría capturar en ella el mundo, que lo conociera por ella misma pero existen cosas que no son imposibles pero por amor se niegan, se esconden no sabemos el dolor que pudiéramos causarle al ser amado.

         Tal vez por ello nació sin vista, sin voz, sin oídos y para no transformar un mundo lleno de utopías, que tal vez nunca pueda cometer, antes de dormir me fumo un cigarrillo de esos cigarrillos que se llevan toda la basura que en los días inhale para exhalar el respiro fresco de la noche y suspirar por las buenas cosas de los días… Tengo mil y una historias que contar, que aún no me conocen que aún están por ahí, que conoceré en su debido tiempo y me dejaran mostrárselas a mi pluma y ella sabrá que hacer en caso de que yo no pueda retenerlas.

“Mientras mi pluma sea mi mejor amiga y se entregue en cuerpo y alma a mis escritos, tendré más motivos para ser un escritor”

Imagen de Pixabay

Imagen de Pixabay

12 Consejos para escribir desde cero

Contenido: Tery Logan. Diseño: Ian Gómez.

¿No sabes por dónde empezar? ¿Te sientas a escribir y las frases no salen? ¿No sabes cómo potenciar la creatividad? Queremos ayudarte con estos 12 sencillos consejos que te pueden ayudar a plasmar tus ideas en el temido papel blanco.

12 Consejos para escribir desde cero