Conoce a Alziur Pérez

¿Cómo empezaste a escribir? ¿Recuerdas ese momento?
Empecé a escribir por casualidad: estaba viendo una serie de televisión y uno de los protagonistas, que era periodista, decidió empezar a escribir un libro. La cuestión es que estaba completamente estancado porque no se le ocurría nada sobre lo que escribir, entonces yo pensé que tenía muchas ideas, historias de ficción que iban y venían sobre las que podría escribir. Al día siguiente me senté delante del ordenador, y ahí empezó mi camino como escritora.
Cuando se lo conté a mi madre me dijo que ya de pequeña escribía cosas, así que supongo que fue retomar un hábito completamente olvidado.

¿Por qué elegiste este título? ¿Cuáles otros barajaste?
Porque creo que “dos días” explica a la perfección el contexto en el que se ambienta la novela. Representa el hecho de cómo muchos solo disfrutamos los fines de semana, dos días en los que podemos hacer lo que verdaderamente nos gusta, disfrutar de la vida.

¿Eres autor de editorial o de autopublicación y por qué?
De autopublicación. Supongo que estaba ansiosa por ver mi novela en papel, que fuera algo tangible. Lo cierto es que ahora estoy tratando con agentes literarios porque me gustaría colaborar con alguna editorial, pero es un proceso lento. De todos modos tendré paciencia.

¿Qué tipo de lector te consideras? ¿Convencional de papel o innovador de ebook?
Convencional, aunque en según qué ocasiones una ha de ser práctica, y el ebook se convierte en una buena opción.Fotografía

¿Cómo te ves de aquí a 5 años?
Me veo con más confianza en mí misma, con mucho aprendido y mucho por aprender. Me veo orgullosa de haberme atrevido a cambiar el rumbo de mi vida, a perseguir mis sueños.

¿Qué opinión tienes de los blogs para los escritores? ¿Son necesarios como punto de partida o plataforma de lanzamiento?
Creo que son fundamentales. Cuando uno empieza se siente inseguro, tiene muchas dudas, al menos ese era mi caso, por lo que leer las experiencias de otros que ya han dado ese paso son de gran ayuda.
Por eso ahora hablo sobre estos temas en mi blog, quiero ofrecer toda la ayuda posible a aquellos que empiezan, pues tengo la ventaja de que hace poquito empecé como ellos, y aún tengo frescos en mi memoria cada uno de los pasos que he dado, acertados o no. Espero que mi breve experiencia les sirva de algo, por poco que sea.
¿Cuántas horas le dedicas a la semana a escribir?
Ahora poco, solo escribo los blogs, relatos breves y pequeños post que publico en mis redes sociales. El lanzamiento de mi primera novela requiere de mucho trabajo.
Comenzaré a escribir mi segunda novela en septiembre, no dejará indiferente a aquellos que hayan leído “Dos días”.

¿Amazon sí o Amazon no?
Amazon SÍ, siempre sí. Los ojos están en Amazon, por lo tanto, si quieres que te vean debes ir a donde estén los ojos.

¿Para cuándo una presentación que no sea en tu provincia? ¿Te atreverías?
Por supuesto que me atrevería. Cuando surja, ya sea porque yo lo busque o porque se me ofrezca la oportunidad, será más que bienvenida.

¿A quién elegirías de prologuista para tu próximo libro?
Me gustaría que fuera alguno de los escritores a los que admiro, que haya leído mi novela y le haya gustado de manera sincera. Sería todo un honor.

¿Qué te dijeron cuando decidiste que querías escribir? ¿Te tacharon de artista o de loca?
Hubo de todo… Uno me dijeron que enhorabuena por haber descubierto mi pasión, otros me dijeron que no podía competir con los que llevaban escribiendo toda una vida… Todo dicho con la mejor de las intenciones.

¿Qué autores son tus favoritos y quienes te inspiran?
Si tuviera que elegir uno me quedaría con Gabo, pero hay muchas historias que han sabido atraparme, que me han angustiado, me han encogido el corazón… Me inspira la escritura clara y concisa, me gustan la magia y el misterio.
Me encanta la originalidad de Murakami por poner un ejemplo.

¿Crees que la tecnología acabará con el libro en papel?
No lo creo.

¿Qué libro te hubiera gustado escribir?
“Cien años de soledad”, de hecho está en mi lista de tareas escribir una novela empapada de esa realidad mágica. Quizás dentro de unos años.
¿Cuál será tu siguiente proyecto literario?
En septiembre comienzo a escribir mi segunda novela. Esto es un secreto: tiene mucho que ver con “Dos días”, aunque desde otra perspectiva.
Creo que cuando publique esa segunda novela, “Dos días” cobrará mucho más sentido.

¿Cómo trabajas tu marca de autor? ¿Qué red social consideras que es más potente?
Instagram y Facebook, sin duda alguna.

¿Cómo y cuándo caíste en las redes de la literatura?
En mi familia siempre se ha leído mucho, mi madre se hartaba de comprarme libros a los que no hacía ni caso porque a mí me gustaba que me los contaran más que leerlos. Aunque nunca me pude resistir a Mafalda.
Con los años, cuando mis padres desistieron y me dieron por perdida, empecé a leer por mi cuenta. La primera novela que recuerdo que leí por aquel entonces fue “la romana” de Alberto Moravia.

¿Qué tipo de lector es el tuyo?
Un lector al que le gusta adentrarse en la historia, formar parte de ella y sacar sus propias conclusiones.

¿Qué significaría para ti estar en la Feria del Libro?
Los escritores que autopublicamos no hemos tenido mucho hueco en la feria del libro de Madrid. Eso me ha entristecido, porque nosotros también nos merecemos dar nuestros primeros pasos y que los lectores tengan la oportunidad de conocernos.

Si tuvieras que ser biógrafa de alguien, ¿a quién elegirías?
Elegiría a mi bisabuela, una mujer fuerte que sacó a toda una familia adelante.
Me encantaría escribir una novela ambientada en la comarca donde se criaron mis padres y casi toda mi familia (Laciana, León), sin duda, ella debería ser la protagonista de esa historia.

Anuncios

Conoce a Chechu Gutiérrez, autor de Monólogos de un No-Muerto

Libro: Monólogos de un No-muerto
Autor: Chechu Gutiérrez
Editorial: Círculo Rojo

Chechu Gutiérrez

Chechu Gutiérrez

Chechu Gutiérrez nació en Madrid el 30 de Junio de 1984. Criado en un pueblo de La Mancha hasta su adolescencia, pasa después por varios internados donde surge su pasión por las letras, llegando a pertenecer a grupos extraescolares de jóvenes humanistas y ganando algún premio menor de poesía. A los diecinueve años decide tomar su afición en serio y comienza a estudiar filosofía en la Universidad Complutense de Madrid. En su cuarto año de carrera interrumpe sus estudios harto de su tediosa vida para irse a vivir una aventura a la isla de Creta. Lo que en principio serían solo unos meses, se convierte en una larga travesía de más de cinco años en el extranjero. Ya en su último destino, Australia, dedica la mayor parte de su tiempo a escribir ésta su primera novela, “Monólogos de un no−muerto”, con la que decide poner punto y final a sus aventuras y regresar a su España natal.

Sinopsis del libro

libro-monologos-de-un-no-muerto2Monólogos de un no−muerto cuenta la historia de Cortés, joven estudiante de provincias en Madrid, atrapado en una vida en la que las drogas, la violencia y el descontrol, llenan un espacio vacío en todo lo demás. Una noche –en lo que podía haber sido una más− un cúmulo de casualidades llevan a Cortés a un extraño local, el Whiteheaven. La presencia en este lugar junto con el consumo de una nueva sustancia, el C.A.B. (ácido base concentrado), hacen que el protagonista viva la experiencia más importante de su vida: un inesperado viaje a sus infiernos más profundos y olvidados donde descubrirá que nada hasta entonces había sido casualidad.

Una historia cargada de sorpresas y misterio que te hará volar en un viaje sin retorno
por los confines del pensamiento humano desde la perspectiva de alguien al que no le queda nada que perder, tan si quiera su propia existencia.

1.- ¿Cómo empezaste a escribir? ¿Recuerdas ese momento?

Empecé a escribir “Monólogos de un no−muerto” cuando tenía apenas dieciocho años
recién cumplidos. Estudiaba filosofía por entonces en Madrid y sentía un vacío existencial enorme por diferentes motivos personales. Hubo un día que me dormí y no fui a clase, me sentía fatal por ello y así, decidí ponerme frente al escritorio a narrar mis sentimientos, lo recuerdo perfectamente. Ahí comenzó la historia de Cortés, mi más oscuro alter−ego y protagonista de la novela. Aunque de esas primeras páginas apenas se publicó nada finalmente, sí que fue el germen de la historia, la cual, después de diez largos años, al final decidí publicar.

2.- ¿Por qué elegiste ese título? ¿Cuáles otros barajaste?

Porque fue el primero que surgió para titular aquella mañana. No pretendía que fuese
una novela, solo quería conocerme escribiendo aquel día, soltar lastre, hacer una especie de diario de mis sentimientos. Fue mucho después cuando seguí hilando pensamientos y personajes, hasta que creí que era una buena historia para ser contada. También pensé en llamarlo “La escalera” debido a la importancia de un capítulo titulado así dentro de la novela, pero ya existen obras con ese nombre, así que decidí finalmente decantarme por la idea inicial.

3.- ¿Consideras que la novela tiene algo de autobiográfica?

Irremediablemente cuando un autor novel comienza su ópera prima, vuelven en
aluvión acontecimientos y experiencias pasadas que, de algún modo, quieren salir a la luz, necesitan ser expulsadas para siempre. Ante todo, ésta no es una autobiografía camuflada, ni mucho menos. Podría decir que es una mezcla imperfecta y utópica entre las fantasías imaginadas y la realidad subjetiva experimentada.

4.- ¿Tienes en mente algún otro proyecto?

Estoy empezando a escribir fragmentos que enlazaré más adelante para una novela.
Contendrá acontecimientos históricos de un soñador español de principios del siglo XX
afincado en tierras lejanas. Creo que su historia merece ser leída y escuchada, pues apenas se sabe nada de él y para mí fue un gran pionero. Pero además, incluiré en ella pasajes de misterio, terror y amores prohibidos.

5.- ¿Con qué género literario o géneros te sientes más cómodo? ¿Te atreverías con algún otro que no estuviera en tu zona de confort?

No tengo preferencias claras en la lectura, me gusta abarcar un poco de todo; desde
biografías, ensayos, hasta novelas fantásticas o históricas. A la hora de escribir, si te soy
sincero me muevo mejor sobre terrenos ficticios, pero como ya te he dicho, voy a intentarlo con un personaje histórico real. De hecho, estoy en pleno proceso documental del mismo, y eso es un verdadero reto para mí.

6.- ¿Qué autores son tus referentes?

Cualquiera de los filósofos griegos antiguos. Desde Platón y Jenofonte hasta Plotino y
toda la corriente neoplatónica. También los postmodernos como Konstantinos Kavafis o Nikos Kazantzakis. En novelistas, me encantaría tener la mitad de vocabulario y expresión narrativa de Gabriel García Márquez o la soltura reflexiva de Haruki Murakami.

7.- ¿Qué consejos le darías a alguien que está pensando en escribir una novela?

Que si dentro sienten la necesidad de sacarla fuera no esperen más. Como aquel que
quiere viajar y le da miedo el primer salto, cuando ya lo ha hecho no puede parar. Igual un escritor; se le tiene miedo a las primeras páginas, pero una vez escritas, algo te empuja a seguir adelante. Después, que den la vida por ello, que la escritura sea su epicentro por un tiempo, pues solo así podrán conseguir el punto y final. Hay que dormir con la historia, levantarse con ella y comer de ella. Creando nos elevamos, nos redimimos y nos conocemos a nosotros mismos como ninguna otra cosa es capaz de hacerlo. Esa es la mayor satisfacción de contar una historia, la creación en sí. ¿Qué más que eso necesitará alguien para comenzarla?

8.- ¿Eres del libro en formato ebook o un romántico del libro en papel?

Sigo siendo un romántico, el ebook no tiene olor. Sin embargo el papel tampoco tiene
luz propia, y eso es un hándicap si duermes con alguien al lado.

9.- ¿Qué sueles hacer para inspirarte? ¿Tienes alguna manía o ritual?

La inspiración nunca me ha llegado cuando he tratado de atraparla, siempre me ha
vomitado encima cuando no llevaba paraguas. Como manía, normalmente medito unos
minutos antes de empezar a escribir. Intento liberarme de todo pensamiento basura que
ronde mi cabeza. Si lo consigo, ese día mis dedos fluirán al compás de mi mente; si no, quizás necesite muchas horas para hacer un buen párrafo.

10.- Y por último, ¿qué le dirías a los lectores para que compren tu novela?

Que no se dejen intimidar por el título. No es un ensayo, es una novela coral. Hay
acción, trama y misterio, personajes entrelazados, amor, desamor, saltos en el tiempo y una gran sorpresa final que pone al libro del revés.
Quiero terminar con una pregunta que yo me hice en su día: ¿Qué harías si la especie
humana desapareciese de repente y solo quedases tú sobre la faz de la tierra?

Yo ya lo sé, lo escribí en “Monólogos de un no−muerto”.

La palabra

Por: Juan Manuel Aguilar Antonio

1. La entrevista

Recostó la cabeza en la silla con seguridad. Sabía que la siguiente pregunta sería la última. Acababa de ver su reloj y habían transcurrido ya cincuenta y cinco minutos de una hora que su editor le había exigido para atender al joven e inexperto periodista que tenía enfrente.

Con la mejor cara de condescendencia que le permitieron sus gestos miró a su interlocutor y escuchó con atención el cuestionamiento. Pensaba responder lo primero que viniera a su mente, sin importar lo absurdo que esto fuera. Pero, no estaba listo para esa pregunta:

-¿Cuál es la palabra más bella?-

Se quedó pasmado y tardó varios minutos en encontrar en su mente la respuesta.

2. Mañana

Despertó al día siguiente con una inusual energía y ansias por escribir. Con un vigor que no recordaba en su cuerpo desde hace aproximadamente treinta años. Cuando sus primeros relatos empezaron a ser publicados por revistas y su primera novela vio la luz en el modesto mundo editorial de Montevideo.

Tomó un poco de whisky de la tasa que estaba en su buró y no pudo evitar pensar que ese imberbe periodista del día anterior era un genio. ¿Cómo diablos se la había ocurrido semejante pregunta? Era una gran interrogante para todo escritor, ya que después de todo, él había dedicado su vida a las palabras, a agruparlas en oraciones y párrafos para contar relatos o ficciones.

Sus días estaban llenos de ellas, eran sus aliadas en esa misión que había consistido en crear todos esos textos que en la actualidad eran su obra, a la par de que se consolidaron como la principal materia para edificar ese mundo imaginario que existía en sus novelas. Con ellas nombró a los personajes que nacieron un su mente y relató las emociones, miedos, anhelos y miserias de cada uno.

Pronto reconoció que pocas veces se había detenido a pensar cual palabra para su juicio era la más bella. Cuál la más divertida o jocosa, o la más desagradable. Todo había sido inconsciente, y supo, que tenía una inmensa deuda con ellas.

3. El recuerdo

Las palabras se nutren de recuerdos. Debido a que el significado de estas sólo tiene sentido a razón de la memoria. Porque ¿de qué nos sirve el verbo amar sino podemos relacionarlo con alguien? ¿Qué significa Montevideo si no tenemos la capacidad de pensar en las tardes que recorrimos esa ciudad, los cafés que tomamos en ella, los bares que visitamos y las personas que la habitan? ¿Para qué utilizar el sustantivo miedo, sin conocer qué tememos perder?

Su respuesta había sido la más certera. Lo dudo un par de minutos pero después de unos segundos de reflexión todo se volvió claro. Después de todo, le había puesto a una ciudad ese nombre a razón de sus múltiples significados.

Para él esa palabra representaba la ciudad que había edificado con su pluma y mente. Pero también, la primera mujer que sintió plenamente suya. De hecho, ese nombre representaba tres personas en su vida. Su primera esposa, la violinista diez años menor que él que conoció una tarde en Buenos Aires y a la que se aferró para nunca dejar partir, y la joven dama de la cual quedó prendado en Madrid.

Cada uno fue un cuerpo distinto. Una forma diferente de sentir el amor y atarse a la vida. Una sonrisa que lo hizo sentir vivo y de la cual se supo capaz de hacer nacer en cada uno de esos bellos rostros. Del mismo modo, también esa palabra representaba tres formas en las que fracasó en el pasado. Tres momentos de dolor y decepción que minaron su ánimo por su incapacidad de amar y hacer perdurar una relación que en determinado momento de su vida deseo tener con toda la fuerza de su corazón.

Esa palabra representaba el fin, el fracaso y la decepción. Sí, pero también el amor, la felicidad, el placer y la dicha. Esa era la grandeza que sólo él podía percibir en ese nombre. Y todo, gracias a los recuerdos.

4. Escritura

Se sentó frente a su vieja máquina de escribir. Sentía la seguridad de poder empezar este texto desde el inicio sin hacer un borrador previo, a pesar de no saber si lo que tenía en mente era un artículo, relato o novela. Trasunto que al final de cuentas no le interesaba.

En su piel estaba impresa la emoción que sólo siente el escritor cuando sabe que puede comenzar a escribir por horas sin tener que detenerse. Un cáliz que pocas veces llega y que algunos de forma pesada y romántica suelen llamar inspiración, término que le desagradaba.

Acomodó la hoja y la ajustó. Por vez primera inauguraría un texto con la escritura del título. No como en el pasado, cuando escribía por meses y al poco tiempo llegaba a su mente el nombre de cada historia.

Una vez más estaba con sus cómplices y aliadas, la substancia básica para construir un mundo desde la ficción. Sobre la hoja plasmó “María” y no dejó de teclear hasta después de la media noche.

Imagen de Pixabay

Imagen de Pixabay

Conoce a Aida Herrera

Hoy os presentamos a Aida Herrera, autora de Elysion, si quieres conocer un poco más a esta joven autora, aquí te dejamos la entrevista que le hemos hecho.

¿Cómo empezaste a escribir? ¿Recuerdas ese momento?

Creo que empecé a escribir como cualquier adolescente, a través de un diario. Ahí fue cuando me di cuenta de mi pasión por la escritura, ya que dejaba volar la imaginación en todos mis apuntes, entrelazándola con la realidad del día a día. Pero fue tras un trabajo de clase, estando ya en el instituto, en la que empecé a utilizar la creatividad. Aquello fue lo primero que escribí. No recuerdo de que iba el relato, pero sí la sensación de exponerla en clase: los nervios hacían que mi corazón se acelerara e incluso las piernas me temblaban, mientras me acercaba al centro de la clase con mi libreta de cuadros en la mano y la reacción de mis compañeros ante la historia fue el detonante de que nunca más dejara de escribir.

¿Por qué elegiste este título? ¿Cuáles otro barajaste?

Realmente, el título es lo que más me costó. Quería que fuera un nombre que hiciera preguntarse a la gente su significado o de donde venía. Pensé en: Morfeo, El reino de los sueños o Hades. Pero el mejor, sin duda, es el definitivo: “Elysion”. En todas mis presentación, la pregunta estrella es ¿qué es Elysion?

¿Qué autores son tus favoritos y quienes te inspiran?

Leer es uno de mis hobbies preferidos. Disfruto de cada novela, imaginando cada historia, por lo que son muchos los autores que han pasado por mis manos. Aunque si destacaría al primero que hizo que algo en mí interior se despertara, por su modo de describir, sus historias… aquel escritor fue García Márquez con “El Coronel no tiene quien le escriba”. Desde aquel día, he soñado con conseguir escribir alguna novela y publicarla. Otros autores favoritos que puedo nombrar y que también me han embaucado, han sido: Julia Navarro, Noa Gordon, Pablo Coello o Dan Brown.

¿Qué tipo de lector te consideras? ¿Convencional de papel o innovador de ebook?

A pesar de mi juventud, me considero un lector convencional. Me encanta tener un buen libro entre mis manos. Me gusta el olor que desprender sus páginas e ir pasando cada una de sus hojas. Aunque debo reconocer que el libro electrónico es muy cómodo, sobre todo cuando te gustan las grandes novelas o leer mucho, ya que te permite disponer de varios libros y llevarlos siempre contigo.

¿Cuántas horas le dedicas a la semana a escribir?

Lamentablemente dedico menos horas de las que me gustaría, ya que con el trabajo, la casa y los niños me queda poco tiempo disponible, pero si que es cierto que intento escribir una hora al día.

¿Cómo trabajas tu marca de autora? ¿Qué red social consideras que es más potente?

Las redes sociales todavía no las controlo demasiado y por ahora lo que creo que más está funcionado es Facebook. También dispongo de un blog donde publicar cualquier curiosidad sobre mi novela y algunos relatos cortos.

Si tuvieras que ser biógrafo de alguien, ¿a quién elegirías?

Creo que sin duda a Julia Navarro.

¿Amazon sí o Amazon no?

Sinceramente, tenía mis prejuicios al respecto, pero ahora lo veo como una ayuda a los nuevos escritores. Es una forma de promocionar las novelas, no sólo para los escritores noveles, que obviamente, nos viene muy bien porque te da la posibilidad de ver tu libro publicado, sino que también es una manera económica de hacerlo.

¿Cómo te ves de aquí a 5 años?

Con varios libros publicados y con alguno de ellos importantes.

¿Crees que la tecnología acabará con el libro en papel?

Creo que no, que siempre habrá libros en papel, porque somos muchos los que disfrutamos con ellos en las manos y espero que sea así.

Conoce a Francisco Sainz

Hoy os presentamos a Francisco Sainz, autor de Operación Hades. ¿Quieres conocerle un poco más? Aquí os dejamos la entrevista que le hemos hecho.

¿Cómo empezaste a escribir? ¿Recuerdas ese momento?

Siempre me ha apasionado la lectura y siempre había querido intentar escribir una novela propia, pero me lo planteé en serio hace unos 10 años. Estaba pasando un año en Francia para aprender el idioma. Evidentemente, todo estaba en francés, así que mi entretenimiento era leer las novelas que había llevado conmigo. Cuando terminé con todas, decidí intentar escribir una para entretenerme. La experiencia me encantó y he seguido haciéndolo hasta hoy.

¿Por qué elegiste este título? ¿Cuáles otro barajaste?

Bajaré muchas opciones, la mayoría malísimas y a las que solo yo le encontraba el sentido. Siempre se he sido muy malo con los títulos. Este surgió a raíz de una conversación con mi editor para intentar decidir un nombre apropiado para la historia.

¿Eres autor de editorial o de autopulicación y por qué?

De editorial. Supongo que tuve suerte. Decidí intentar publicar cuando tuve terminadas dos o tres novelas, consciente de lo difícil que resulta hacerlo. Envié mis manuscritos a todas las editoriales que encontré que publicaran novelas del mismo género que las mías. Finalmente, De Lubrum Tremens decidió darme una oportunidad, algo por lo que siempre les estaré eternamente agradecido.

¿Qué tipo de lector te consideras? ¿Convencional de papel o innovador de ebook?

Convencional. Siempre he disfrutado con una buena novela en papel. No es que esté en contra de los ebook, al contrario, pero en mi caso concreto prefiero el papel sin dudarlo ni un segundo.

¿Cómo te ves de aquí a 5 años?

Me encantaría poder decir que viviendo de mis novelas, pero soy consciente de que eso es algo increíblemente complicado. Lo que sí está claro es que dentro de 5 años seguiré escribiendo y contando historias. Si consigo que alguien me lea y disfrute haciéndolo, aunque solo sea una persona, habrá merecido la pena.

¿Qué opinión tienes de los blogs para los escritores? ¿Son necesarios como punto de partida o plataforma de lanzamiento?

Son necesarios, por supuesto. El futuro está en las redes y, a día de hoy, los blogs son la mejor opción no solo para que un escritor novel se dé a conocer, si no para mantenerse en boca de la gente y estar el contacto con los lectores.

¿Cuántas horas le dedicas a la semana a escribir?

No sabría decirlo. Hay escritores que tienen un ritual y que escriben todos los días las mismas horas. Yo necesito estar inspirado, si no es así, me cuesta muchísimo escribir una sola palabra. Así que hay veces que no puedo escribir ni 10 minutos y otras que paso horas escribiendo páginas y páginas sin parar. Así que, sinceramente, no sabría decir cuántas horas a la semana le dedico a la escritura.

¿Amazon sí o Amazon no?

Amazon sí, sin duda. Es una plataforma en la que todo el mundo tiene la oportunidad de exponer sus historias y que lleguen a todo el mundo.

¿Para cuándo una presentación que no sea en tu provincia? ¿Te atreverías?

Por supuesto, hemos venido a jugar. Lo que pasa es que las presentaciones dependen del editor, así que yo hago lo que me mandan. ¿Fuera de la provincia? Por supuesto que sí, como si quiere que haga una en la luna.

¿A quién elegirías de prologuista para tu próximo libro?

Supongo que dependiendo de la temática de la novela elegiría a una u otra persona. Hay muchas personas tanto dentro como fuera del mundo editorial a la que admiro y que me encantaría que escribiera un prólogo para una de mis historias, demasiadas como para numerarlas.

Rafael Azgra presenta su saga “Crónicas de Ananta”

Por: Víctor J. Rodríguez

Rafael Azgra: “Es una saga muy personal, en la que he puesto todo mi sentimiento desde la inexperiencia, puesto que es mi ópera prima. Os invito a mi mundo, vuestro mundo.”

Rafael Azgra

Todo escritor comienza su carrera usando su imaginación para crear una historia que arrastre hacia el folio en blanco sus gustos, aficiones y pasiones. Y para ello lo mejor es que fluya la imaginación, para que las palabras salgan como una corriente imparable. Rafael Azgra ha creado un mundo en el que ha puesto “todo mi sentimiento desde la inexperiencia”. Así es como deben crearse las óperas primas. Así es como ha creado las ‘Crónicas de Ananta’, una historia de fantasía épica en la que cuenta una serie de aventuras que harán pasar un buen rato a cualquier lector aventurero.

¿Cómo surgió Ananta en tu imaginación?

-Siempre me ha parecido el mundo real demasiado aburrido, así que cuando por fin me decidí a escribir una novela de fantasía, vi la oportunidad de crear mi propio mundo y compartirlo con los demás. Un día estaba aburrido en el trabajo y comencé a garabatear en un papel varios mapas y así tener un lugar donde transcurriese la historia.

Creas un mundo del que se llega a decir en las novelas que es más grande aún de lo que se muestra. ¿Eso quiere decir que habrá más continentes y lugares que explorar por estos u otros personajes?

Efectivamente. Mi intención es que muy pronto podáis ver todos el resto de Ananta y conocer a sus habitantes.

¿Cuántas crónicas de Ananta va a haber?

No hay un número determinado de entregas. No quise ponerme límites desde el principio.

Habla un poco de Jan, el indiscutible protagonista, y su peso en la saga.

Jan es, más que el protagonista, el desencadenante de todo lo que habéis visto y de lo que está por llegar.

La presencia y el peso de los dioses es importante en la historia y el universo de Ananta. ¿La religión es importante para ti?

En absoluto. Se podría decir que soy ateo, puesto que no creo en las religiones ni en las deidades que se nos ha intentado vender. Sí creo, no obstante, que hay un orden universal pero este no viene determinado por ningún Dios ni credo.

Hay un elemento que tiene una vital importancia en un momento concreto. El Kamen. ¿Puedes adelantar a los lectores algo acerca de ese material?

A ojos de la mayoría no es más que una piedra azul muy común por lo demás. Es en realidad el corazón de Tat-Hogsta, el más grande de los doce Dioses.

¿Cómo presentarías Kloster? Es un lugar de la trama emblemático.

Es el lugar de la libertad. Donde todos sus habitantes no tienen más objetivo que vivir en paz practicando su religión prohibida. Es una ciudad rica en apariencia, pero no de dinero, sino de arte y arquitectura. También es donde está el Templo, donde los sacerdotes aprenden su credo y practican sus dones, los cuales se manifiestan de diversas maneras y son atribuidos a los Dioses.

¿Hay algún lugar real en el que te hayas inspirado para su creación?

Sí, es una mezcla de muchos lugares. Por ejemplo su sistema defensivo está basado en el que poseía la antigua ciudad de Constantinopla, actual Estambul. Su arquitectura es similar a la de Europa central y occidental durante la edad media, aunque con sus diferencias e influencias de otras culturas.

En ‘Kalpana’, la primera novela, presentas una mitología propia doce dioses guerreros y con apariencia mortal. ¿Te han inspirado otras mitologías como la griega o la nórdica?

Así es. Si somos realistas, el ser humano sólo se relaciona a ese nivel con sus semejantes. Estamos en una era, en este mundo real nuestro, en la que nadie entendería el por qué de adorar animales, plantas o mezclas de ambos. También podía haberme desentendido haciendo que fuesen invisibles e intangibles, pero ¿quién sería capaz de creer en algo que no se puede ver ni sentir?

En esa primera parte Jan y Canda, rodeados de otros personajes, viven un puñado de aventuras coronado por una gran guerra. ¿Cómo tomó forma en tu mente la disyuntiva entre los adoradores de los dioses y los herejes?

Es sencillo: cambia el catolicismo por el culto a los Dioses Olvidados, piensa en la Inquisición e imagínatelo al revés, en un mundo hipotético en el cual los creyentes fuesen perseguidos y castigados a causa de su fe.

Las arpías y los gnomos tienen su impronta en la historia. ¿Qué puedes decir de su papel?

La relación con estas dos razas es muy difícil. Ninguna de las dos confía al principio en los humanos. Las arpías tienen una sociedad y costumbres incompatibles con el resto de seres de Kalpana, eso hace que sea complicado que ambos mundos se relacionen. En el caso de los gnomos -los de Gudu, puesto que también existen los de la arena y los de la selva-, son tremendamente inteligentes, con una mente más evolucionada que la humana. Son conscientes del peligro que supone para todos la estupidez del ser humano y se muestran reticentes a ayudarlos hasta que llega Jan para revivir a los doce Dioses, a los que nunca habían dejado de adorar.

Una arpía, Uzuri, tiene mucha importancia en ‘Kalpana’ y deja un legado para ‘Sangre Divina’. Sin desvelar nada, describe a este personaje en pocas palabras.

Es una guerrera. Es muy fuerte y atractiva para ojos humanos, a pesar de ser una arpía. Pero también tiene un carácter severo y siente que su compromiso con el deber lo tiene que cumplir incluso a costa de su integridad.

Otro personaje importante en esa primera historia es G’alik, querido y llorado.

El bardo. Es el padre que todos querríamos tener: sabio, divertido, valiente… Un personaje al que querer.

Ya en la segunda, ‘Sangre Divina’, el prólogo nos presenta a otro personaje llamado igual. Viendo su evolución en la historia, ¿podemos esperar más sobre él en futuras crónicas?

Mucho más. Este segundo G’alik es el protagonista de la tercera entrega, en la cual estoy trabajando muy duro. Podemos y debemos esperar cosas enormes de él, a pesar de no contar con ningún don de los Dioses.

Uno de los personajes más carismáticos es Elur, el lobo blanco ¿cuántas veces a lo largo de tu vida has deseado tener un aliado como él?

Siempre. Creo que todos nosotros hemos deseado siempre tener un amigo así, ya sea perro, lobo, gato, humano o avestruz.

En la segunda novela aparecen nuevos personajes con muchísimo peso. Concretamente, Jeph cobra un gran protagonismo, más aún con su relación con Aisha. Sin adelantar más a ningún lector, ¿veremos la evolución de esa relación?

Veremos su evolución y mucho más. Pese a sus diferencias, ambos son valientes y comprometidos. Jeph es el soldado perfecto, mientras que Aisha no se resigna a ser nada más que una princesa delicada que vive entre algodones. Tenemos mucho que ver de ellos en un futuro.

Hablemos de Gárgola. Es un personaje que atrapa, que puede enamorar y ser odiado, según la visión que le aporte cada lector.

Si te soy sincero, por tantos años que hace que te conozco, es el personaje que más tiene de mí. Si lo pienso bien, he sido duro con él puesto que le he hecho partícipe de mis fantasmas y miedos adaptados a esta historia. El resultado es Gárgola, un ser confundido y con una gran ira encerrada en él.

En ‘Sangre Divina’ también hay batallas importantes, pero juegas más con otros recursos, como la venganza personal y la lucha por el poder. ¿Con qué recurso te sientes más cómodo?

Me siento más cómodo con lo segundo. Nunca he vivido una batalla como las que describo y soy consciente de que no tiene nada que ver con lo que sería en realidad. En cambio la venganza es algo que siempre he tenido delante de mis narices. También he sido traidor y traicionado. He visto de lo que es capaz alguna gente por conseguir poder, aunque sólo fuese de puertas para adentro de casa.

Podemos enmarcar las ‘Crónicas de Ananta’ dentro del género fantástico. ¿Pensaste en etiquetas cuando las escribías?

Sí, cometí ese pecado. Desde un principio quise escribir una historia de fantasía épica. Y la historia cada vez se alarga y evoluciona más…

¿Qué autores y obras te han inspirado más a la hora de crear este mundo?

Principalmente los grandes del género en la actualidad, como Tolkien (eterno Tolkien), Rothfuss y G.R.R. Martin.

¿Qué te ayudó a la hora de crear los nombres de los personajes?

En algunas ocasiones busqué traducciones de palabras en idiomas casi desconocidos de detalles que tuviesen que ver con el personaje en cuestión. Otras veces he tomado el nombre de alguna persona que he conocido y lo he modificado. Podría decirse que fue algo aleatorio casi siempre.

¿Qué piensas del auge del género en las últimas décadas y su situación actual?

Creo que el hecho de que se estrenasen las películas de El Señor de los Anillos ha tenido una gran repercusión positiva en este género. Ha atraído a nuevos lectores y ha dejado de ser un género asociado exclusivamente al mundo “freak”. La otra cara de la moneda es que cada vez es más fácil publicar, ya que la competencia es mayor. Gracias a esto estamos descubriendo a grandes autores, no sólo de este género, sino de todos.

Hablando ahora un poco más de ti, ¿cómo has contactado con la editorial Luhu?

En un principio autoedité con otra plataforma, pero quise cambiar de editorial y encontré a David López Rodríguez, que en la actualidad es mi agente. Él fue quien me puso en contacto con Luhu.

¿Cuáles van a ser tus próximos proyectos?

Ahora mismo estoy en el proceso de creación de la tercera entrega de Crónicas de Ananta. También tengo pendiente escribir una novela de ficción histórica que, casi seguro, tratará sobre los Carpetanos, un pueblo celta de la zona central de la península ibérica. Tengo muchos proyectos en mente, pero esos dos son los que seguro llevaré a cabo.

Eres uno de los pilares de Bookers, aprovechemos para hablar de la gestación de este proyecto.

Nos juntamos los tres fundadores, Ian Gómez, Tery Logan y yo, con la idea de crear un blog literario. A partir de ahí desarrollamos la idea y decidimos que queríamos convertir el nuestro en un blog de referencia para los autores noveles. La principal razón de ser de Bookers es servir trampolín para aquellos que se quieran hacer un hueco en este mundo, que no es tan sencillo.

Despídete recomendando tus novelas.

Si os gusta la fantasía, si queréis escapar de este mundo durante un rato o simplemente queréis leer algo nuevo, tenéis disponible Crónicas de Ananta. Es una saga muy personal, en la que he puesto todo mi sentimiento desde la inexperiencia, puesto que es mi ópera prima. Os invito a mi mundo, vuestro mundo.