Mientras te alejas

Por: Héctor Cediel

Si mañana sientes que es hora de decirme adiós,

¡aléjate como los pasos de la muerte!

Permíteme soñar contigo hasta siempre.

No hay necesidad de abrir de par en par las ventanas,

encender la luz o despertarme con un grito,

para levantarme a vivir una absurda pesadilla.

 

Jamás me digas: ¡Adiós! ¡Aléjate en puntillas!

Nadie mejor que un hombre vagabundo

sabe que es sufrir cuando un amor se pierde.

Los amantes no somos de hielo ni de acero

y nos derriten los cambios necios del climaterio

 

Recuerda: Un hasta pronto, duele menos y es más piadoso.

Siembra la posibilidad de una ilusión… ¡mientras te alejas!

person-731144_1920

Brindis

Por: Ana Rodríguez
Anoche brindé por ti en la terraza,
y decidí regalarte en secreto el polvo de después.

Brindé por mi mayor logro y mi mayor fracaso,
y por todo lo que tengo que contigo no iba a ser,
por mi vuelta a viejas costumbres de dormir sola,
de comer y follar deprisa.

Contigo me tomaba mi tiempo para todo, menos para mí.

Brindé y encendí un cigarro, y como siempre, volví a pensar en dejarlo,
quizá ya empiece estar preparada, antes no,
hubieran sido demasiadas pérdidas, la nicotina y tú,
aunque de todos mis vicios creo sin duda que fuiste el más perjudicial
pero con el que mejor alucinaciones tuve.

Así que en esto se resume, sintigo y con más,
pero con un mono tremendo de tu piel.

Imagen de pixabay

Imagen de pixabay

El gato se queda

Por: Loreto Liz (Lilith)

Imagen de Pixabay

Imagen de Pixabay

Me pregunto si tendrás pensado
volver a por el rastro
de cadáveres que dejaste a tu paso
mientras te ibas.
Siguen por aquí tirados
te lo digo porque el gato ha empezado
a mordisquearlos
y por si tienes prisa por emplastecerlos,
lavarles la cara y guarnecerlos
para otra…
Llévate los muertos y los moribundos
que a veces estiran las manos al verme pasar,
soy consciente,
pero miro hacia otro lado.
Sé que quieren quedarse
pero aquí ya no pintan nada,
llévatelo todo
que empieza a dar olor…
Sólo una cosa,
el gato se queda.