Conoce a Francisco Sainz

Hoy os presentamos a Francisco Sainz, autor de Operación Hades. ¿Quieres conocerle un poco más? Aquí os dejamos la entrevista que le hemos hecho.

¿Cómo empezaste a escribir? ¿Recuerdas ese momento?

Siempre me ha apasionado la lectura y siempre había querido intentar escribir una novela propia, pero me lo planteé en serio hace unos 10 años. Estaba pasando un año en Francia para aprender el idioma. Evidentemente, todo estaba en francés, así que mi entretenimiento era leer las novelas que había llevado conmigo. Cuando terminé con todas, decidí intentar escribir una para entretenerme. La experiencia me encantó y he seguido haciéndolo hasta hoy.

¿Por qué elegiste este título? ¿Cuáles otro barajaste?

Bajaré muchas opciones, la mayoría malísimas y a las que solo yo le encontraba el sentido. Siempre se he sido muy malo con los títulos. Este surgió a raíz de una conversación con mi editor para intentar decidir un nombre apropiado para la historia.

¿Eres autor de editorial o de autopulicación y por qué?

De editorial. Supongo que tuve suerte. Decidí intentar publicar cuando tuve terminadas dos o tres novelas, consciente de lo difícil que resulta hacerlo. Envié mis manuscritos a todas las editoriales que encontré que publicaran novelas del mismo género que las mías. Finalmente, De Lubrum Tremens decidió darme una oportunidad, algo por lo que siempre les estaré eternamente agradecido.

¿Qué tipo de lector te consideras? ¿Convencional de papel o innovador de ebook?

Convencional. Siempre he disfrutado con una buena novela en papel. No es que esté en contra de los ebook, al contrario, pero en mi caso concreto prefiero el papel sin dudarlo ni un segundo.

¿Cómo te ves de aquí a 5 años?

Me encantaría poder decir que viviendo de mis novelas, pero soy consciente de que eso es algo increíblemente complicado. Lo que sí está claro es que dentro de 5 años seguiré escribiendo y contando historias. Si consigo que alguien me lea y disfrute haciéndolo, aunque solo sea una persona, habrá merecido la pena.

¿Qué opinión tienes de los blogs para los escritores? ¿Son necesarios como punto de partida o plataforma de lanzamiento?

Son necesarios, por supuesto. El futuro está en las redes y, a día de hoy, los blogs son la mejor opción no solo para que un escritor novel se dé a conocer, si no para mantenerse en boca de la gente y estar el contacto con los lectores.

¿Cuántas horas le dedicas a la semana a escribir?

No sabría decirlo. Hay escritores que tienen un ritual y que escriben todos los días las mismas horas. Yo necesito estar inspirado, si no es así, me cuesta muchísimo escribir una sola palabra. Así que hay veces que no puedo escribir ni 10 minutos y otras que paso horas escribiendo páginas y páginas sin parar. Así que, sinceramente, no sabría decir cuántas horas a la semana le dedico a la escritura.

¿Amazon sí o Amazon no?

Amazon sí, sin duda. Es una plataforma en la que todo el mundo tiene la oportunidad de exponer sus historias y que lleguen a todo el mundo.

¿Para cuándo una presentación que no sea en tu provincia? ¿Te atreverías?

Por supuesto, hemos venido a jugar. Lo que pasa es que las presentaciones dependen del editor, así que yo hago lo que me mandan. ¿Fuera de la provincia? Por supuesto que sí, como si quiere que haga una en la luna.

¿A quién elegirías de prologuista para tu próximo libro?

Supongo que dependiendo de la temática de la novela elegiría a una u otra persona. Hay muchas personas tanto dentro como fuera del mundo editorial a la que admiro y que me encantaría que escribiera un prólogo para una de mis historias, demasiadas como para numerarlas.

Anuncios

Conoce a Pepe Ramos

Pepe Ramos

Pepe Ramos

Queremos que conozcas un poco más a los autores y sus obras. Hoy os traemos la entrevista que le hemos hecho a Pepe Ramos, colaborador habitual y que presenta su novela, ¿Hay alguien aquí?

 

 

¿Qué te dijeron cuando decidiste que querías escribir? ¿Te tacharon de artista o de loco?

Bueno, hubo opiniones para todos los gustos. Algunos me tacharon de irresponsable, que con la que está cayendo para que te metes en ese mundo. Otros me dijeron que lo de escribir ya no se lleva, pero mucha gente me apoyó, y debo decir que el mayor apoyo de todos lo tengo en mi mujer, que es a la vez la primera crítica, y de las duras. Para ser sincero, es algo que siempre he hecho. Al hacer limpieza de papeles es cuando descubro relatos escritos hace mucho tiempo, e incluso un par de novelas que tenía empezadas y que me he propuesto acabar.

¿Qué autores son tus favoritos y quienes te inspiran?

Tengo una amplia biblioteca, que va desde Julio Verne a Anne Rice, pasando por numerosos autores y estilos, pero sobre todo bebo de Stephen King, Dean Koontz, Lovecraft y Poe, tal vez por eso mis relatos acaban resultando fantasiosos,  con ese toque de terror y suspense que me gusta. Aunque en todos mis escritos se pueden ver esas fuentes, no me gusta que me comparen con ninguno, creo que tengo mi estilo, y quiero seguir así. Mi inspiración está en todos ellos.

¿Crees que la tecnología acabará con el libro en papel?

Debo ser un romántico o un loco, la sensación del libro en papel es incomparable, aunque me temo que acabará perdiendo la batalla a la tecnología. Confieso que también leo en Tablet u ordenador, pero donde esté ese aroma a libro en papel…

¿Qué libro te hubiera gustado escribir?

Imagino que el sueño de todo escritor es tener el libro más leído y comprado; si nos basamos en eso “El Quijote” sería el ideal, pero el libro que de verdad me hubiese gustado escribir es “El principito” al que considero el libro que se tiene que leer sí o sí, y debería ser obligatorio en todos los centros de enseñanza.

¿Cuál será tu siguiente proyecto literario?

Bueno estoy trabajando actualmente en la que va a ser mi primera novela policiaca, en la que un par de agentes se tienen que enfrentar a un asesino en serie muy especial. Pero lo siguiente que voy a publicar si todo va bien es una novela de terror y suspense en el que la humanidad se tendrá que enfrentar a un terror cósmico (¿he dicho que Lovecraft me gusta?) para el que no está preparada. La ciudad en la que vivo (Toledo) tendrá un papel en el sorprendente desenlace… De hecho está en fase de corrección. Pero como mi mente no para de bullir y de removerse ya estoy trabajando en una novela que transcurrirá a bordo del Titanic… y hasta aquí puedo leer.

¿Cómo trabajas tu marca de autor? ¿Qué red social consideras que es más potente?

Bueno tengo página web, blog, Facebook literario, twiter, youtube, en fin que intento estar por todas partes, y ahora que tengo más tiempo estoy procurando mantenerlo actualizado. Creo firmemente en que Facebook es quizás una de las herramientas más poderosas pero la página web es la que se lleva la palma y todas mis referencias van en el camino de que esa sea la herramienta más visitada, aunque todavía no lo he conseguido.

¿Cómo y cuándo caíste en las redes de la literatura?

Siempre, soy de los que disfrutan con un buen libro, y nada más. En

mi época de estudiante me encantaban las redacciones, esperaba con ansiedad ese momento en el que el profesor de literatura o de lengua de turno decía: redacción de tema libre; ahí perdía la noción del tiempo, el boli o el lápiz echaban humo y mi cabeza desvariaba… ya está, ya me ha vuelto a pasar. Mis padres sabían que un buen regalo para mí era un libro. Cuaderno y bolígrafo siempre van conmigo en el bolso, la inspiración no espera y te puede llegar en cualquier momento.

¿Qué tipo de lector es el tuyo?

Obsesivo por momentos, Confieso que puedo llegar a leer tres libros a la vez, distribuidos sabiamente por las diferentes estancias de la casa (vosotros imaginaros las mismas) y cuando cojo un libro, tengo que acabarlo. Como dijo Stephen King para escribir hay que leer y leer mucho.

¿Qué significaría para ti estar en la Feria del Libro?

¿Dónde hay que firmar para eso? Me encantaría compartir estantería, exposición o lo que fuera con escritores consagrados. Lo mejor sería estar en uno de los stands y firmar libros… ahora es cuando me despierto y me caigo. Pero soñar es gratis ¿no?

Si tuvieras que ser biógrafo de alguien, ¿a quién elegirías? 

Sin dudarlo Jesús. Es el personaje más influyente de la historia, y también ha marcado mi vida. Sería maravilloso compartir aquellos días, plasmar lo que de verdad ocurrió, tal vez la historia sería otra. Como personaje más moderno, Ghandi o cualquier otro personaje que centre sus valores en la paz, la compresión, la igualdad de géneros y razas, el amor, la esperanza. Los valores que realmente mueven el mundo… aquí vuelvo a despertarme, pero como dije antes soñar es gratis.

Los hombres heterosexuales las prefieren rubias, pero a las mujeres hetero y a los gais les gustan de dos en dos

Por: Rosa Blas Traisac

articulo3

No hay nada más rentable en una pantalla de cine o de televisión que poner una pareja de hombres que tengan que afrontar un conflicto o elaborar una misión. Pueden ser policías, ladrones, amigos, hermanos… La rentabilidad y efectividad de la pareja se dispara convirtiéndose en oro puro cuando está integrada por un hombre rubio y otro moreno. La historia es clara y reiterativa: empiezas interesada en uno de ellos pero, nos sabes cómo, acabas despertándote en los brazos del otro,  y sin darte cuenta,  te vuelves a encontrar con el primero, pero añoras al otro y vuelta a empezar. Es un vaivén dulce y pausado como un columpio en un parque: rubio, moreno, rubio, moreno, rubio, moreno… Uno de ellos suele establecerse o coquetear con el lado oscuro y el otro intenta salvarle, pero al final todo se  enreda y el que estaba en el lado oscuro regresa a la luz y el luminoso se oscurece de golpe.

articulo1

Sin duda, la pareja más tentadora,   civilizada y cosmopolita de este listado es la formada por Robert Reford y Paul Newam. Y el triángulo sexual más hermoso, natural y divertido de toda la historia del cine es el que se produce entre ellos y Katharine Roos en Dos hombres y un destino. Denvernuestra atrevida y trasgresora protagonista femenina, pone fin a la relación al darse cuenta que la decisión de sus dos amigos la lleva directamente al precipicio, literalmente van al precipicio, mientras ella desea probar otras posibilidades.  La película trunca todas las expectativas de originalidad de Thelma y Louise; porque argumentalmente parece casi un remake de esta películaPero volviendo a nuestra pareja, nos gusta constatar la falta de competitividad entre ellos, la ausencia de dudas sobre su virilidad, no juzgan a su compañera de  aventura: son un trío en igualdad de condiciones. No hay impostura ni prejuicio… Los demás  miembros del listado son, tal vez, más comunes y prosaicos, menos abiertos, menos felices y más tradicionales en la forma de gestionar su relación y la relación con las mujeres, pero, no lo olvidemos, son “casi” tan sexys como Robert y Paul.

articulo2

La  pareja más actual, la última del listado,  son los dos responsables de la DEA, Body Holbrook como Steve Murphy y Pedro Pascal como Javier Peña, en la captura de Pablo Escobar en  Narcos,  Netflix. Sin duda, la relación entre ellos y la forma de balancearse entre la legalidad y ilegalidad en la persecución de narcotraficante son un cebo perfecto para ver la serie.  La realidad colombiana es muy dura para todo el mundo, pero para las mujeres es irrespirable. En los diez capítulos de la primera temporada no aparece ninguna mujer que destaque profesionalmente  o tenga un profesión definida. Solo hay dos personajes femeninos que se acercan a la idea de mujer independiente: una presentadora de las noticias en la televisión colombiana, pero su identidad dramática queda un poco desdibujada por ser la hija de un expresidente del gobierno de Colombia,  y la mujer de Steve, DEA,  que tiene que abandonar el hospital donde trabajaba en EEUU para seguir a su marido en la misión policial; esta circunstancia la convierte en una mujer tradicional. Las demás son prostitutas, amantes o esposas pacientes.  Valoren la importancia del personaje de Denver, en Dos hombres y un destino, 1969, maestra de profesión que decide romper con sus compañeros porque quiere volver a su trabajo.

Las pulp stories de Ralph Barby

Por: Tery Logan

El término pulp se refería en sus orígenes al tipo de papel barato, de pulpa de madera y sin guiollotinar en el que se imprimían publicaciones como Amazing Stories, Dime Detective, Weird Tales, Horror Stories y Black Mask, pionera del género negro. En su época de esplendor algunas de estas revistas llegaron a vender un millón de ejemplares en EE.UU. Pero más tarde, la pulp fiction pasó a designar el tipo de historias que se encontraban en estas revistas; una literatura de ciencia ficción, horror, western o suspense con tintes eróticos y violentos que ponían énfasis en la aventura y la intriga, dejando a un lado el diálogo y la narración, para avivar el interés del consumo popular.

“Una literatura de usar y tirar que nunca fue apreciada por la crítica académica, pero que, hoy en día, algunos insisten en reivindicar porque llegó su desaparición.”

Mercenarios de la escritura escribían a destajo, varios relatos o novelas al mes, en largas noches de insomnio, muchas veces con varias máquinas de escribir en las que iban avanzando en diferentes historias simultáneamente y firmando bajo varios seudónimos sobre monstruos de múltiples ojos, rudos detectives infalibles y alcohólicos, indios y vaqueros, tórridos romances imposibles, seres con tentáculos que surgen de las profundidades, femmes fatales irresistibles, visitantes del espacio exterior con no muy buenas intenciones, y tantas y otras creaciones que atrapaban la pulpa del cerebro de quien los leía. Así eran los habitantes que pululaban por las páginas de las revistas pulp, literatura barata y popular para las masas de clase media y baja, que vivieron su apogeo en Estados Unidos en la primera mitad del siglo XX; una literatura de usar y tirar que nunca fue apreciada por la crítica académica, pero que, hoy en día, algunos insisten en reivindicar porque llegó su desaparición.

La II Guerra Mundial y las restricciones en el uso de papel provocaron la subida de costes y la pérdida de rentabilidad. El Gobierno y parte de la población empezaron a ver los pulps con desaprobación, debido a sus altas cargas de erotismo y violencia. La atención del público se enfocó a los cómics books, las novelas de bolsillo, los shows televisivos, seriales radiofónicos y el cine de ciencia ficción. Pero, aunque desaparecieran las revistas, lo pulp se traspasó a la cultura popular posterior, como se ve en algunos cómics, el cine de Serie B, el gore, las películas de Quentin Tarantino (especialmente Pulp FictionKill Bill) y Robert Rodríguez (Planet Terror o Machete).

Ralph era capaz de escribir una novela en diez días. Tecleaba tarde y noche, pero más importante era el tiempo de pensar. Su máxima: “escribe deprisa y corrige despacio”.

Ralph Barby,  imagen de Wikimedia Commons

Ralph Barby, imagen de Wikimedia Commons

En un tiempo en que en España la palabra pulp no significaba nada, Ralph Barby (Rafael Barberán, nacido en 1939 en Barcelona y casado con la también escritora Àngel Gimeno) alentó el concepto. Además de valiente y prolífico autor, Ralph también es polifacético: trabaja la ciencia ficción, el oeste, el género policíaco, el bélico, y fundamentalmente es maestro del terror, género del que fue pionero en España. En literatura no había demanda de terror. Ellos la crearon. El terror tenía mucho éxito en el cine y estaban Poe, empezaba Stephen King pero en literatura de terror española no había nada; el equipo de Bruguera la hizo. Y entre ellos, se encontraba este gran escritor que fue niño pobre pero aplicado, con anhelos de ser químico y fan de los bolsilibros (o libros de a duro), que decidió escribir a raíz de conocer a la que se convirtió en su mujer: Àngels Gimeno. Fue ella quien le enseñó a usar la máquina de escribir para agilizar sus escritos, y mientras él escribía novelas, ella hacía las correcciones y acudían juntos a las bibliotecas para documentarse para las próximas creaciones. Les rechazaron 20 originales y aún tentados de tirar la toalla, resistieron. Fue una decisión sabia. Se vinculó a Bruguera para publicar la nada desdeñable cifra de mil novelas, de las que se vendieron 18 millones de ejemplares (15 millones en español y los 3 restantes en portugués) y como colecciones a destacar merece la pena nombrar: La conquista del espacio, Héroes del espacio, La conquista del espacio Extra, Escalofríos de terror, Más allá del miedo, Viaje al horror, Cartas a los espíritus muertos, Seminario de Ciencias ocultas.

Ralph era capaz de escribir una novela en diez días. Tecleaba tarde y noche, pero más importante era el tiempo de pensar. Su máxima: “escribe deprisa y corrige despacio”. Su incansable energía, su potente método de trabajo y su optimismo incansable hicieron que tras la caída de Bruguera, fundara con su esposa Ediciones Olimpic. Su talento pronto daría frutos y fue homenajeado en Sitges y Celsisus 232 en Avilés, nombrado socio de honor de Nocte (Asociación española de escritores de terror) y ganó el Premio Internacional de Valladolid, la Hucha de Plata, el Santa Joan- ONCE-Catalunya y el Premio Roc Bornat- relato -ONCE-Catalunya.

Ralph sigue en activo, editando algunas de sus obras, y como mecenas de los autores noveles que vienen golpeando fuerte, como es el caso del prólogo que ha escrito para el libro Relatos de una Logan, primera publicación de su autora Tery Logan. A Ralph le gusta pintar con palabras. Tanto es así, que el prólogo de su última novela La Baronesa va dedicado a su mujer, a su “compi”, un incansable pilar y profesional con quien vive en la casa que construyeron con lo que los libros les dieron. La Baronesa, historia vampírica de terror gótico con toques científicos que narra la historia de La Barones, nacida en Barcelona, de familia bávara huida del nazismo. Tiene la belleza de una diosa, y las mujeres la miran con recelo y los hombres la desean hasta la locura. Desbanca y domina a cuantos se le acercan y se deshace de quienes se oponen a sus deseos. Se convertirá en una rica heredera y se hará con el control de una multinacional farmacéutica. Todo para llevar a cabo su plan, un plan calculado con precisión que la convertirá no solo en la mujer más poderosa de la Tierra, sino en la más temida: la heredera del poder de la oscuridad, la inmortal novia de las tinieblas, la reina de la noche y la sangre, la soberana de los vampiros.

Ralph, no pares y sigue llenando al mundo con tus pulp stories.

Realismo sucio: fotogramas de lo cotidiano

Por: Tery Logan

El término lo acuñó Bill Buford (editor de la revista literaria Granta) como truco publicitario  pero la etiqueta de Realismo sucio se afianzó y dio solidez, reconocimiento y fama a los autores de este movimiento literario estadounidense iniciado en los años 70 que goza de casi tantos detractores como admiradores.

El Realismo sucio o cotidiano, también llamado ficción transgresora, pretende reducir la narración (especialmente en el relato corto) a sus elementos fundamentales tanto de lenguaje como estéticos, rozando el minimalismo (movimiento previo iniciado en el arte y la música que también alcanzó la literatura) retratando la realidad como un fotograma de la sociedad en la que los autores viven, donde lo bello no es sinónimo de hermoso sino de la autenticidad que denota vivir.

“Es posible, en un poema o en un cuento, escribir sobre cosas y objetos comunes y corrientes usando un lenguaje común y corriente pero preciso, e impartirles a esas cosas -una silla, una cortina, un tenedor, una piedra, un arete de mujer- un poder inmenso, incluso perturbador”.

Raymond Carver

Son imprescindibles del Realismo Sucio: John Fante, Charles Bukowski, Raymond Carver, Richard Ford, Tobias Wolff y Chuck Palahniuk. Los actuales Bret Easton Ellis, Chuck Palahniuk y J.D. Salinger (en E.E.U.U.); Pedro Juan Gutiérrez, Fernando Vázquez Medina y Zoé Valdés (en Cuba); y Héctor Álvarez Sánchez, David de la Rosa, Karmelo C. Iribarren, Roger Wolfe, Juan M. Velázquez y Rafael F. Ruiz (en España). Cada autor le da un enfoque personal al Realismo: algunos son más “sucios” que otros, pero todos coinciden en esa tendencia a la sobriedad, a la precisión y a la parquedad en las palabras a la hora de describir.  Se basan en un lenguaje sencillo desprovisto de adjetivos que evita el uso de figuras retóricas, recurriendo a la frase corta con descripciones de manera soez, vulgar y objetiva del mundo que rodea al personaje para trasladar al lector a esas instantáneas de la vida cotidiana y común.

Los escenarios, los personajes y las situaciones son lo más insignificantes y habituales posibles (alejados del ideal del sueño americano aunque sin ahondar en reflexiones morales) quedando reducidos al mínimo, dado que los autores prefieren que sea el propio contexto el que da profundidad a su obra. Hay picos en la trama, sí, pero los sucesos son vulgares y nada extraordinarios que, sin embargo, reflejan las tragedias sordas que se resuelven en cada rincón de cualquier realidad. La historia toca su final sin resolver muchas cuestiones como metáfora de que la vida sigue su curso imperturbable y que pase lo que pase, nunca pasa nada. Esta falta de impacto de terrible desenlace exige la agudeza del lector para percibir cómo la mediocridad se destila a través de sus personajes: anti héroes, ausentes o perdidos en la sociedad, desesperados y rutinarios. El personaje puede aparentar ser “normal” pero debajo de esa máscara se esconde esa misantropía que poco a poco va floreciendo, donde se refugian temas como: sexo desenfrenado, alcohol, droga y caladas de marihuana, machismo y recurrente inclinación a tratar a las mujeres como meros objetos de placer y que desembocan en un evidente fracaso del estilo de vida americano.

“Cass era la más joven y la más guapa de cinco hermanas. Cass era la chica más guapa de la ciudad. Medio india, con un cuerpo flexible y extraño, un cuerpo fiero y serpentino y ojos a juego. Cass era fuego móvil y fluido. Era como un espíritu embutido en una forma incapaz de contenerlo. Su pelo era negro y largo y sedoso y se movía y se retorcía igual que su cuerpo. Cass estaba siempre muy alegre o muy deprimida. Para ella no había término medio. Algunos decía que estaba loca. Lo decían los tontos. Los tontos no podían entender a Cass. A los hombres les parecía simplemente una maquina sexual y no se preocupaban de si estaba loca o no. Y Cass bailaba y coqueteaba y besaba a los hombres pero, salvo un caso o dos, cuando llegaba la hora de hacerlo, Cass se evadía de algún modo, los eludía”.

(De La Chica más guapa de la ciudad, por Charles Bukowski)

Sin duda, en la literatura como en la vida, es posible ser estiloso siendo sencillo, sorprender sin ser un gran innovador y brillar desde situaciones grises y oscuras.

Imagen de Pixabay

Imagen de Pixabay

¿Libros de autoayuda o de autoengaño?

Por: Tery Logan

Quizá hayas leído El Alquimista de Paulo Coelho, El monje que vendió su Ferrari de Robin S. Sharma o Tus zonas erróneas de Wayne Dyer, títulos de literatura de autoayuda que, con apenas dos décadas de recorrido, genera unos 2.000 nuevos títulos al año. Si para unos su contenido va a misa, para otros son un estigma. Sus detractores dicen que son simplistas, vacíos y dirigidos a personas poco inteligentes o con graves problemas de autoestima y sus defensores alegan que su bajo costo, su aplicabilidad en los problemas de la vida diaria y su orientación positiva son grandes ventajas para sus consumidores. ¿Cómo y por qué surgen? ¿Son útiles o son un engañabobos?

El término autoayuda viene del inglés selfhelp, referido a libros que surgieron como alternativa a las facturas del psicoterapeuta. Partimos de que sí, estás cansado de luchar contra tu rutina, crees que la vida no te corresponde como debiera y ansías descubrir qué camino seguir; necesitas oír que todo es posible, que no estás solo y que siempre hay un algo que puedes hacer por y para ti; y confías en el poder de la intención, aprendes a estimular tu voluntad sin descanso y exprimes tu creatividad, tal y como te indican con fórmulas varias para alcanzar la felicidad. ¿Así de fácil? ¿Seguro?

El secreto, que vendió 16 millones de copias y fue traducido a 40 idiomas, se basa en la Ley de atracción, que dice que todo lo que has logrado y adquirido ha sido a través de tus pensamientos. Interesante, ¿no? Esta idea, al igual que puede ayudar, también puede perjudicar. ¿Le dirías a un trabajador padre de familia en el paro que es pobre porque quiere y que lo que necesita es vencer sus miedos internos e insistir en sus sueños para que se hagan realidad? Y lo más importante, ¿quién y en base a qué nos encomienda a estas creencias?

Hay terapeutas de la corriente positivista y maestros del coaching que son médicos, psiquiatras o psicólogos pero otras, carecen de formación, por lo que evidencian que no es necesaria una formación específica ni ser un erudito para escribir autoayuda. Por esto, amigo lector, antes de seguir a pies juntillas sus consejos es importante conocer quién es el escritor, qué profesión tiene y qué sabe del tema. Así nos lo sugieren, de hecho, algunos expertos como José Luis Marín López, Presidente de la Sociedad Española de Medicina Psicosomática y Psicología Médica que expone en el prólogo de su libro Este no es un libro de autoayuda que un problema general de este tipo de literatura es que ofrecen recetas para conseguir estados de cosas (felicidad, autoestima, enamorar o ser exitoso) que son erróneas plantearse como metas alcanzables mediantes procedimientos racionales. Parece absurdo intentar ser feliz de manera conceptual y consciente porque en realidad queremos cosas más concretas, como un ascenso, tener un hijo o acabar nuestra novela.

Cuando una persona compra un libro de autoayuda tiene una actitud hacia la reflexión, que ya es importante. La clave del éxito o fracaso de cualquier aprendizaje (libro, curso o taller) es poner en práctica de inmediato lo aprendido para interiorizarlo, ser perseverante y repetir las acciones aprendidas a pesar de que los resultados todavía no se aprecien. Por supuesto depende de si es el momento apropiado para avanzar en ese tema, si el miedo al cambio es demasiado intenso y bloquea las soluciones, si cree que va a perder algo valioso y prefiere soportar las dificultades…

En esta vida nada es gratis y hay que poner esfuerzo en lo que merece la pena y solo existe una ayuda efectiva: la nuestra. Nadie tiene el secreto de la felicidad y autoayudarnos es lo que hacemos diariamente con cada elección en nuestras vidas, gracias a las experiencias, los conocimientos y el instinto de supervivencia. Por esta razón, no basta con leer libros de autoayuda: tienes que ponerlo en práctica e implicarte en cambiar porque es nuestra percepción (y no la del otro) la que crea nuestra realidad. Cada uno sabe lo que mejor le conviene, y tendrá más éxito en el hallazgo del tesoro de la felicidad cuanto antes y mejor confronte sus problemas y descubra sus propias soluciones. Podemos conectar con el mejor psicólogo del mundo o con el mejor experto del tema que nos corroe, que si no tomamos la decisión de involucrarnos, de afrontar la situación tanto a nivel emocional como material, si no te arriesgas y lo das todo, el resultado será el fracaso. Y tú, ¿te atreves?

Imagen de Pixabay

Imagen de Pixabay

Visitamos el Mercado Libre Editorial A Sangre

Por: Ian Gómez

Mercado libre Editorial A sangre

La semana pasada tuvo lugar el mercado libre editorial A sangre, durante tres días autores y editoriales nos brindaron la oportunidad de conocer las novedades y asistir a talleres y recitales. Durante el jueves y el viernes pudimos disfrutar de eventos en diferentes locales de Madrid, en donde se reunieron artistas de todos los rincones para ofrecernos una gran selección de cultura y propuestas diferentes.

El sábado los bookeros nos acercamos como reporteros del programa de radio De todo un poco de Radio Enlace a la Fundación 26 de Diciembre, en la Calle del Amparo 27. Esta fundación se creó para dar apoyo y compañía a los mayores LGTB (Lesbianas, Gays, Bisexuales y personas Transgénero), así como ofrecer un espacio de reunión donde se pueden celebrar eventos en un ambiento sencillo y abierto.

En la feria  donde pudimos ver y disfrutar de primera mano de libros, revistas, conocer a estas pequeñas editoriales que intentan hacerse un hueco en el mercado editorial, así como sus propuestas. Nos ofrecieron una gran selección de ediciones, con personalidad o más convencionales, artísticas, artesanales y creatividad por todos los rincones.

<

p style=”text-align:justify;”>Proyecto Genoma Poético
Proyecto HATOProyecto Genoma Poético nos sorprendieron con sus propuestas de creatividad colectiva, donde con todos los soportes y medios se crea poesía. Con varios objetos creados de esta fusión de ADN nos proponían exprimir nuestra mente al máximo y sacar ese jugo para plasmarlo. Por ejemplo, nos enseñaron  un cubo de rubik con distintos ideogramas, al mezclar las caras, con la combinación resultante se podían crear poemas basados en los dibujos. También podías hacerte con el “Cuaderno de ejercicios de gimnasia lírica”, un librito que recuerda a los cuadernos “Rubio” con pequeñas tareas y juegos poéticos. Ya hemos empezado a rellenar el nuestro, obsequio que nos encantó.

Durante las próximas semanas impartirán un taller de creación en cadena (Proyecto HATO), para jóvenes de 12 a 16 años, destinado a fomentar la creatividad con diversas técnicas (poesía, collage, audiovisual…). ¡No te lo puedes perder!

Ediciones Deliciosas

Ediciones Deliciosas edita, maqueta y encuaderna los libros de una misma edición de una forma única y artesanal. Dedicada especialmente a la poesía, nos ofrece unos ejemplares originales y, como dicen ellos, para comértelos.

The Rocketman project

The Rocketman project es una revista trimestral dedicada a la fantasía y ciencia ficción. Los números disponibles recogen relatos de este género centrados en un tema fijado previamente (hasta la fecha: el mar, viajes, sueños e inventos). Nos mostraron también su recopilación de relatos de terror (Las catacumbas de Salem), todo ello ilustrado y a todo color, con un resultado de gran calidad.

Homo Velamine

Homo Velamine, la revista ultrarracionalista que reflexiona sobre el nuevo estadio evolutivo del Homo Sapiens, “el mono vestido” (Homo Velamine) que  con un tono de humor nos traen ensayos, relatos y noticias basadas en el mundo actual. Nos encantó charlar con ellos y nos regalaron un ejemplar de la revista que ya estamos disfrutando.

Entricíclopes ofrecen libros de gran calidad en formato apaisado, sobretodo de poesía. Algunos ilustrados y otros con fotografía, como por ejemplo poemas y cuentos escritos por niños que participaron en un concurso entre diferentes colegios, manteniendo la letra del libro y sus dibujos.

Lalata

Lalata es un contenedor de obras originales, artísticas, tridimensionales cuyo exterior está diseñado con detalle y en su interior se encuentran las obras que se crean en base a un tema propuesto previamente. Están preparando una nueva convocatoria para recibir las obras, y puedes enviar tu propuesta al Apartado de Correos 11, Albacete. Estad atentos al tema que van a proponer para participar.

Editorial argonautas

Editorial argonautas sus inicios hace un año como revista literaria, dio paso a una editorial pequeña, pero con mucha ilusión y respeto por los autores y el lectores. Publican a autores noveles y a ilustradores. Están en busca de nuevos autores de poemas, novela negra y novela gráfica, puedes enviar tu manuscrito con un dossier de resumen para que valoren tu obra. Buscan personalidad y diferenciarse del resto.

Kike Orduña

Kike Orduña. Artista. Su mesa daba el toque de color con sus ilustraciones, dibujos y camisetas. Escritor, músico y pintor, su obra era para mirarla con detalle. Durante nuestra charla estaba pintando piedras con rostros de monos y monstruos, que eran muy originales.

El torpe al timón

El torpe al timón editorial artesanal fundada en 2001, nos trae colecciones de poesía con una encuadernación manual. Además nos ofrecen libros únicos, colección de libros de artista y pequeñas tiradas.

Meninas Cartoneras

Meninas cartoneras una de las editoriales más ecológicas que pudimos conocer,  una edición con papel reciclado y unas tapas de cartón con diseños originales y diferentes para el mismo ejemplar, nos acercan literatura de Latinoamérica y España.

El último Dodo

El último dodo editorial joven con sede en Granada, se embarcaron en este mundo con un objetivo claro: dar a conocer a los nuevos autores que tan difícil lo tienen hoy en día. Con su primer libro editado (Martín Zarza), nos mostraron su ilusión y esfuerzo. Les deseamos toda la suerte en esta nueva aventura.

Libros de Ítaca

Libros de Ítaca editorial especializada en narrativa y ensayo, pone a tu disposición a autores finalistas de concursos, ediciones de libros descatalogados o que en su día no se tradujeron, por lo que podemos hacernos con ediciones casi únicas.

Cazador de ratas

Cazador de ratas nos brindan libros de novela negra y novela gráfica de autores noveles y consagrados. Con muy buenos resultados para el tiempo que llevan en este mundillo, nos enseñaron los libros que tenían publicados con muy buen diseño y acabado. Ofrecen también servicios de corrección e informes de lectura, algo que puede ayudarte a mejorar tu obra.

Nos encantó poder relacionarnos y conocer a todos ellos, que nos ofrecieron información y un trato ejemplar. Mucha suerte a todos en esta gran aventura y esperamos volver a vernos pronto.

Julio Llamazares, el maestro de lo cotidiano

Por: Víctor J. Rodríguez

Es un autor que crea historias delicadas, deliciosas y consigue crear interés en las escenas más cotidianas.

jllamazaresEn marzo de 2015 el escritor leonés Julio Llamazares publicó ‘Distintas formas de mirar el agua’, su última novela, que en pocas semanas se agotó y volvió a lanzar en una segunda edición, llegando a la tercera en menos de un mes.

Llamazares es periodista y un escritor polifacético, ha publicado novelas, ensayos, relatos y crónicas. Su bibliografía es muy variada, pero destaca en ella siempre un elemento ambiental que envuelve todas sus obras. Es un autor que crea historias delicadas, deliciosas y consigue crear interés en las escenas más cotidianas.

Es un romántico. Todas sus obras están llenas de un lenguaje formal y correcto, con descripciones precisas sin llegar a saturar al lector. Su obra más célebre es ‘La lluvia amarilla’, una novela publicada en 1988 con éxito de ventas y crítica, de la que hasta se han realizado estudios universitarios en el extranjero, como Japón. Es un monólogo interior del último habitante de un pueblo abandonado en el Pirineo aragonés, un punto de partida que puede echar para atrás al lector acostumbrado a la acción o a las tramas que envuelven a un reparto numeroso. Sin embargo, Llamazares llena todas las páginas con reflexiones, recuerdos del personaje, situaciones en las que sufre y se enfrenta a las adversidades del invierno en la montaña, a la soledad, al olvido, a la vejez…habla de un sinfín de momentos que evitan abandonar la lectura.

Es un romántico. Todas sus obras están llenas de un lenguaje formal y correcto, con descripciones precisas sin llegar a saturar al lector.

distintas-formas-de-mirar-el-aguaOtras de sus publicaciones son Luna de lobos’, su ópera prima, ‘Escenas de cine mudo’ y ‘Las lágrimas de San Lorenzo’, otra maravilla que versa sobre los recuerdos que le sobrevienen a un profesor de universidad que ha viajado por toda Europa, mientras contempla con su hijo la mágica lluvia de estrellas de la noche de San Lorenzo. Toda la novela transcurre en Ibiza, en un punto concreto donde el protagonista vivió de joven los años más inolvidables de su vida. Nos cuenta sus momentos más felices, habla de sus amigos, de sus ligues, de sus viajes, de su familia, todo mientras está sentado, mirando el firmamento. Un argumento a priori sencillo del que Llamazares saca un delicioso jugo que envuelve al lector en un agradable remanso literario.

En ‘Distintas formas de mirar el agua’ la viuda, los hijos y los nietos de Domingo van a lanzar las cenizas de éste en el pantano que inundó su pueblo natal. Toda la trama es un complejo fúnebre y privado durante el cual los familiares van recordando, interiormente, la figura de su marido, padre y abuelo. También tienen voz los yernos o novias de nietos. Todos aportan una mirada diferente sobre el protagonista y sobre la situación. Gana peso en todos los monólogos el tema del pueblo inundado y abandonado forzosamente por sus habitantes, un hecho que se repitió numerosas veces en la España de los años 60. Miles de familias tuvieron que abandonar sus lugares de origen e instalarse en otros pueblos o ciudades por obligación para dejar paso a las grandes infraestructuras. Todos los personajes dan su opinión sobre el tema, diferenciándose según la generación que habla, pues el paso del tiempo hace que cada uno muestre una visión distinta y personal.

El paso del tiempo siempre está presente en la obra de Llamazares, haciendo que el lector se pare a pensar en ello, llevándolo a reflexionar interior e inconscientemente. Pero, además, consigue pintar historias humanas y maduras. En este libro vemos pasar el tiempo de una generación a otra, transportándonos con cada narrador a una época distinta, atrapándonos con cada personaje, enseñando los entresijos familiares, creando expectación con querer saber quién es el siguiente y qué nos va a contar.

Crea un título y a partir de él deja que sean sus palabras las que le guíen desde el subconsciente hacia la obra que está creando.

El último de los familiares en hablar es su hijo menor, soltero, al que todos ven como al miembro de la familia más sensible, más sencillo, vulgarmente hablando, le ven como un retrasado o más vulgarmente hablando aún, como al tonto del pueblo. Sin más detalles: nos guarda una sorpresa con su opinión. Ahí radica el genio de Llamazares, hasta en la más cotidiana de las situaciones familiares, como puede ser el recuerdo de un padre recientemente fallecido, nos puede sorprender y atrapar.

Para finalizar, un apunte anecdótico sobre la manera de trabajar de Llamazares. En la presentación que realizó en Zaragoza, en mayo de 2013, de ‘Las lágrimas de San Lorenzo’, explicó tras la pregunta de un miembro del público asistente que cuando empieza a escribir una novela, o un relato, siempre lo hace desde el título. Crea un título y a partir de él deja que sean sus palabras las que le guíen desde el subconsciente hacia la obra que está creando.

A veces no es un título sino una frase lo que inspira a Julio Llamazares. Como le pasó con ‘La lluvia amarilla’. Relató que conoció a una mujer mayor en pueblo montañés, poco habitado, con la que estuvo hablando sobre lo divino y lo humano en uno de sus viajes. Al despedirse de ella, estando cerca la puesta del sol, la mujer les preguntó a él y a sus acompañantes si iban a viajar de noche, extrañada. Al contestarle que sí, que no iban a dormir en el pueblo, ella les dijo que hicieran lo que quisieran, despidiéndose con una frase que le marcó: “La noche queda para quien es”.

Llamazares contó que le impactó tanto esa respuesta que la escribió en un folio en blanco y a partir de ella empezó a contar una historia con el objetivo de que acabara con esa cita. Y así es, ‘La lluvia amarilla’ concluye con esas palabras.

Vitaminas L, E y E para el cerebro

Por: Tery Logan

Obligación, pasatiempo para otros y pasión para algunos. Así es la lectura. Pero, ¿por qué está de moda el culto al cuerpo y no a la mente? Mientras unos aluden falta de tiempo, otros afirman falta de interés: “no eres tú, soy yo”. Parece que en el momento de eficiencia vital que vivimos (o sufrimos) donde el número de tareas que consideramos urgentes o importantes es directamente proporcional a la celeridad en la que nos sumergimos, se pierde vida mientras se lee y, por eso, se practica más en tiempos muertos.

Pero, ¿quieres saber qué beneficios proporciona leer? Mejora tu comunicación oral al enriquecer tu vocabulario, sintaxis y gramática y, en consecuencia, favorece tus relaciones sociales al disponer de mayor cantidad y variedad de temas de conversación; reduce tu nivel de estrés y favorece buenas rutinas de sueño. Y si hablamos específicamente de lectura de ficción, nos ayuda a abrir nuestro corazón y nuestra mente, favoreciendo la empatía por las vidas y formas de ser de los personajes, convirtiéndose en una cura para la soledad emocional, pues nos identificamos tanto con su mundo interior como exterior y dejamos de ser “seres únicos”, pero también para la soledad física, porque cuando el libro atrae toda nuestra atención, nos absorbe y nos hace olvidarnos de todo lo demás, hasta de nuestras miserias. Si grande es el poder de la mente, grande el de la lectura y aún mayor el poder de esta última sobre la primera.

Un estudio de la Universidad Católica Portuguesa afirma que existe más materia gris y mayor cantidad de neuronas en los cerebros lectores. Además, la Sociedad Española de Neurología (S.E.N.) afirma que al leer se obliga a nuestros cerebros a pensar, a ordenar ideas, a interrelacionar conceptos, a memorizar e imaginar y, en consecuencia, estimula nuestras neuronas y aumenta la reserva cognitiva.

Sigamos profundizando: ¿qué es la reserva cognitiva? Es la capacidad intelectual que acumulamos a lo largo de nuestra vida mediante actividades intelectuales y conocimientos adquiridos que nos ayuda a preservar el buen funcionamiento de nuestro cerebro cuando envejecemos, actuando como factor protector ante los síntomas clínicos de enfermedades neurodegenerativas (entre las que destaca en altísimo porcentaje el Alzheimer). Si las demencias son las enfermedades neurológicas más estrechamente ligadas con la reserva cognitiva, cuanto mayor sea esta, menos probabilidad tendremos de padecer una demencia, pues tanto el deterioro cerebral natural propio de la edad como el causado por estas patologías se compensará con nuestra reserva cognitiva. Por tanto, leer previene la degeneración cognitiva.

Mientras lees este artículo, tu hemisferio izquierdo trabaja a alta velocidad para activar diferentes áreas cerebrales, lo que tiene repercusiones en tu desarrollo intelectual; es decir, tu capacidad lectora modifica tu cerebro. Obliguemos a nuestros cerebros a pensar, a ordenar ideas, a interrelacionar conceptos, a memorizar, a concentrarnos e imaginar. Pero hagámoslo desde niños, porque según la revista Neurology, leer desde edad temprana puede evitarnos desarrollar en un futuro el tan temido Alzheimer u otra demencia.

Es importante destacar que la animación lectora a los niños no hace lectores, sino que ayuda a desarrollar una actitud positiva ante el libro, pues el amor por la lectura se consigue más por actividades socializantes alrededor del libro que por el libro en sí. Y es que leer es un trabajo cognitivo y metacognitivo, que pone en marcha la inteligencia y la afectividad, por lo que si el adolescente o el adulto dejan de leer es porque no quieren hacerlo. No hay más. El hábito lector no se forma en la escuela sino en casa y este exige una fuerza de voluntad consciente y no es resultado de influencia externa, sino que se forma con actos de voluntad y del carácter, como resultado de echarle ganas, tiempo y trabajo.

Leer es un acto intimista y solitario hacia el interior del alma que agudiza nuestra imaginación como una máquina del tiempo y del espacio que permite trasladarnos hasta otras épocas, países y culturas y sentir nuevas experiencias vitales que de otra forma no tendríamos o que tardaríamos años en conseguirlo. Esto tiene una explicación y es que al leer se recrea el funcionamiento de las mismas áreas cerebrales que se accionarían si se ejecutara la acción en la realidad. ¿No es fantástico?

Leer crea, recrea y nos transforma. Sin duda, es la mejor medicina para nuestra salud cerebral y el mejor complejo vitamínico para estar mentalmente activos. Así que ya sabes, para tu materia gris: vitaminas L, E y E. ¡LEE!

Imagen de Pixabay

Imagen de Pixabay