¿Libros de autoayuda o de autoengaño?

Por: Tery Logan

Quizá hayas leído El Alquimista de Paulo Coelho, El monje que vendió su Ferrari de Robin S. Sharma o Tus zonas erróneas de Wayne Dyer, títulos de literatura de autoayuda que, con apenas dos décadas de recorrido, genera unos 2.000 nuevos títulos al año. Si para unos su contenido va a misa, para otros son un estigma. Sus detractores dicen que son simplistas, vacíos y dirigidos a personas poco inteligentes o con graves problemas de autoestima y sus defensores alegan que su bajo costo, su aplicabilidad en los problemas de la vida diaria y su orientación positiva son grandes ventajas para sus consumidores. ¿Cómo y por qué surgen? ¿Son útiles o son un engañabobos?

El término autoayuda viene del inglés selfhelp, referido a libros que surgieron como alternativa a las facturas del psicoterapeuta. Partimos de que sí, estás cansado de luchar contra tu rutina, crees que la vida no te corresponde como debiera y ansías descubrir qué camino seguir; necesitas oír que todo es posible, que no estás solo y que siempre hay un algo que puedes hacer por y para ti; y confías en el poder de la intención, aprendes a estimular tu voluntad sin descanso y exprimes tu creatividad, tal y como te indican con fórmulas varias para alcanzar la felicidad. ¿Así de fácil? ¿Seguro?

El secreto, que vendió 16 millones de copias y fue traducido a 40 idiomas, se basa en la Ley de atracción, que dice que todo lo que has logrado y adquirido ha sido a través de tus pensamientos. Interesante, ¿no? Esta idea, al igual que puede ayudar, también puede perjudicar. ¿Le dirías a un trabajador padre de familia en el paro que es pobre porque quiere y que lo que necesita es vencer sus miedos internos e insistir en sus sueños para que se hagan realidad? Y lo más importante, ¿quién y en base a qué nos encomienda a estas creencias?

Hay terapeutas de la corriente positivista y maestros del coaching que son médicos, psiquiatras o psicólogos pero otras, carecen de formación, por lo que evidencian que no es necesaria una formación específica ni ser un erudito para escribir autoayuda. Por esto, amigo lector, antes de seguir a pies juntillas sus consejos es importante conocer quién es el escritor, qué profesión tiene y qué sabe del tema. Así nos lo sugieren, de hecho, algunos expertos como José Luis Marín López, Presidente de la Sociedad Española de Medicina Psicosomática y Psicología Médica que expone en el prólogo de su libro Este no es un libro de autoayuda que un problema general de este tipo de literatura es que ofrecen recetas para conseguir estados de cosas (felicidad, autoestima, enamorar o ser exitoso) que son erróneas plantearse como metas alcanzables mediantes procedimientos racionales. Parece absurdo intentar ser feliz de manera conceptual y consciente porque en realidad queremos cosas más concretas, como un ascenso, tener un hijo o acabar nuestra novela.

Cuando una persona compra un libro de autoayuda tiene una actitud hacia la reflexión, que ya es importante. La clave del éxito o fracaso de cualquier aprendizaje (libro, curso o taller) es poner en práctica de inmediato lo aprendido para interiorizarlo, ser perseverante y repetir las acciones aprendidas a pesar de que los resultados todavía no se aprecien. Por supuesto depende de si es el momento apropiado para avanzar en ese tema, si el miedo al cambio es demasiado intenso y bloquea las soluciones, si cree que va a perder algo valioso y prefiere soportar las dificultades…

En esta vida nada es gratis y hay que poner esfuerzo en lo que merece la pena y solo existe una ayuda efectiva: la nuestra. Nadie tiene el secreto de la felicidad y autoayudarnos es lo que hacemos diariamente con cada elección en nuestras vidas, gracias a las experiencias, los conocimientos y el instinto de supervivencia. Por esta razón, no basta con leer libros de autoayuda: tienes que ponerlo en práctica e implicarte en cambiar porque es nuestra percepción (y no la del otro) la que crea nuestra realidad. Cada uno sabe lo que mejor le conviene, y tendrá más éxito en el hallazgo del tesoro de la felicidad cuanto antes y mejor confronte sus problemas y descubra sus propias soluciones. Podemos conectar con el mejor psicólogo del mundo o con el mejor experto del tema que nos corroe, que si no tomamos la decisión de involucrarnos, de afrontar la situación tanto a nivel emocional como material, si no te arriesgas y lo das todo, el resultado será el fracaso. Y tú, ¿te atreves?

Imagen de Pixabay

Imagen de Pixabay

Anuncios

Visitamos el Mercado Libre Editorial A Sangre

Por: Ian Gómez

Mercado libre Editorial A sangre

La semana pasada tuvo lugar el mercado libre editorial A sangre, durante tres días autores y editoriales nos brindaron la oportunidad de conocer las novedades y asistir a talleres y recitales. Durante el jueves y el viernes pudimos disfrutar de eventos en diferentes locales de Madrid, en donde se reunieron artistas de todos los rincones para ofrecernos una gran selección de cultura y propuestas diferentes.

El sábado los bookeros nos acercamos como reporteros del programa de radio De todo un poco de Radio Enlace a la Fundación 26 de Diciembre, en la Calle del Amparo 27. Esta fundación se creó para dar apoyo y compañía a los mayores LGTB (Lesbianas, Gays, Bisexuales y personas Transgénero), así como ofrecer un espacio de reunión donde se pueden celebrar eventos en un ambiento sencillo y abierto.

En la feria  donde pudimos ver y disfrutar de primera mano de libros, revistas, conocer a estas pequeñas editoriales que intentan hacerse un hueco en el mercado editorial, así como sus propuestas. Nos ofrecieron una gran selección de ediciones, con personalidad o más convencionales, artísticas, artesanales y creatividad por todos los rincones.

<

p style=”text-align:justify;”>Proyecto Genoma Poético
Proyecto HATOProyecto Genoma Poético nos sorprendieron con sus propuestas de creatividad colectiva, donde con todos los soportes y medios se crea poesía. Con varios objetos creados de esta fusión de ADN nos proponían exprimir nuestra mente al máximo y sacar ese jugo para plasmarlo. Por ejemplo, nos enseñaron  un cubo de rubik con distintos ideogramas, al mezclar las caras, con la combinación resultante se podían crear poemas basados en los dibujos. También podías hacerte con el “Cuaderno de ejercicios de gimnasia lírica”, un librito que recuerda a los cuadernos “Rubio” con pequeñas tareas y juegos poéticos. Ya hemos empezado a rellenar el nuestro, obsequio que nos encantó.

Durante las próximas semanas impartirán un taller de creación en cadena (Proyecto HATO), para jóvenes de 12 a 16 años, destinado a fomentar la creatividad con diversas técnicas (poesía, collage, audiovisual…). ¡No te lo puedes perder!

Ediciones Deliciosas

Ediciones Deliciosas edita, maqueta y encuaderna los libros de una misma edición de una forma única y artesanal. Dedicada especialmente a la poesía, nos ofrece unos ejemplares originales y, como dicen ellos, para comértelos.

The Rocketman project

The Rocketman project es una revista trimestral dedicada a la fantasía y ciencia ficción. Los números disponibles recogen relatos de este género centrados en un tema fijado previamente (hasta la fecha: el mar, viajes, sueños e inventos). Nos mostraron también su recopilación de relatos de terror (Las catacumbas de Salem), todo ello ilustrado y a todo color, con un resultado de gran calidad.

Homo Velamine

Homo Velamine, la revista ultrarracionalista que reflexiona sobre el nuevo estadio evolutivo del Homo Sapiens, “el mono vestido” (Homo Velamine) que  con un tono de humor nos traen ensayos, relatos y noticias basadas en el mundo actual. Nos encantó charlar con ellos y nos regalaron un ejemplar de la revista que ya estamos disfrutando.

Entricíclopes ofrecen libros de gran calidad en formato apaisado, sobretodo de poesía. Algunos ilustrados y otros con fotografía, como por ejemplo poemas y cuentos escritos por niños que participaron en un concurso entre diferentes colegios, manteniendo la letra del libro y sus dibujos.

Lalata

Lalata es un contenedor de obras originales, artísticas, tridimensionales cuyo exterior está diseñado con detalle y en su interior se encuentran las obras que se crean en base a un tema propuesto previamente. Están preparando una nueva convocatoria para recibir las obras, y puedes enviar tu propuesta al Apartado de Correos 11, Albacete. Estad atentos al tema que van a proponer para participar.

Editorial argonautas

Editorial argonautas sus inicios hace un año como revista literaria, dio paso a una editorial pequeña, pero con mucha ilusión y respeto por los autores y el lectores. Publican a autores noveles y a ilustradores. Están en busca de nuevos autores de poemas, novela negra y novela gráfica, puedes enviar tu manuscrito con un dossier de resumen para que valoren tu obra. Buscan personalidad y diferenciarse del resto.

Kike Orduña

Kike Orduña. Artista. Su mesa daba el toque de color con sus ilustraciones, dibujos y camisetas. Escritor, músico y pintor, su obra era para mirarla con detalle. Durante nuestra charla estaba pintando piedras con rostros de monos y monstruos, que eran muy originales.

El torpe al timón

El torpe al timón editorial artesanal fundada en 2001, nos trae colecciones de poesía con una encuadernación manual. Además nos ofrecen libros únicos, colección de libros de artista y pequeñas tiradas.

Meninas Cartoneras

Meninas cartoneras una de las editoriales más ecológicas que pudimos conocer,  una edición con papel reciclado y unas tapas de cartón con diseños originales y diferentes para el mismo ejemplar, nos acercan literatura de Latinoamérica y España.

El último Dodo

El último dodo editorial joven con sede en Granada, se embarcaron en este mundo con un objetivo claro: dar a conocer a los nuevos autores que tan difícil lo tienen hoy en día. Con su primer libro editado (Martín Zarza), nos mostraron su ilusión y esfuerzo. Les deseamos toda la suerte en esta nueva aventura.

Libros de Ítaca

Libros de Ítaca editorial especializada en narrativa y ensayo, pone a tu disposición a autores finalistas de concursos, ediciones de libros descatalogados o que en su día no se tradujeron, por lo que podemos hacernos con ediciones casi únicas.

Cazador de ratas

Cazador de ratas nos brindan libros de novela negra y novela gráfica de autores noveles y consagrados. Con muy buenos resultados para el tiempo que llevan en este mundillo, nos enseñaron los libros que tenían publicados con muy buen diseño y acabado. Ofrecen también servicios de corrección e informes de lectura, algo que puede ayudarte a mejorar tu obra.

Nos encantó poder relacionarnos y conocer a todos ellos, que nos ofrecieron información y un trato ejemplar. Mucha suerte a todos en esta gran aventura y esperamos volver a vernos pronto.

Julio Llamazares, el maestro de lo cotidiano

Por: Víctor J. Rodríguez

Es un autor que crea historias delicadas, deliciosas y consigue crear interés en las escenas más cotidianas.

jllamazaresEn marzo de 2015 el escritor leonés Julio Llamazares publicó ‘Distintas formas de mirar el agua’, su última novela, que en pocas semanas se agotó y volvió a lanzar en una segunda edición, llegando a la tercera en menos de un mes.

Llamazares es periodista y un escritor polifacético, ha publicado novelas, ensayos, relatos y crónicas. Su bibliografía es muy variada, pero destaca en ella siempre un elemento ambiental que envuelve todas sus obras. Es un autor que crea historias delicadas, deliciosas y consigue crear interés en las escenas más cotidianas.

Es un romántico. Todas sus obras están llenas de un lenguaje formal y correcto, con descripciones precisas sin llegar a saturar al lector. Su obra más célebre es ‘La lluvia amarilla’, una novela publicada en 1988 con éxito de ventas y crítica, de la que hasta se han realizado estudios universitarios en el extranjero, como Japón. Es un monólogo interior del último habitante de un pueblo abandonado en el Pirineo aragonés, un punto de partida que puede echar para atrás al lector acostumbrado a la acción o a las tramas que envuelven a un reparto numeroso. Sin embargo, Llamazares llena todas las páginas con reflexiones, recuerdos del personaje, situaciones en las que sufre y se enfrenta a las adversidades del invierno en la montaña, a la soledad, al olvido, a la vejez…habla de un sinfín de momentos que evitan abandonar la lectura.

Es un romántico. Todas sus obras están llenas de un lenguaje formal y correcto, con descripciones precisas sin llegar a saturar al lector.

distintas-formas-de-mirar-el-aguaOtras de sus publicaciones son Luna de lobos’, su ópera prima, ‘Escenas de cine mudo’ y ‘Las lágrimas de San Lorenzo’, otra maravilla que versa sobre los recuerdos que le sobrevienen a un profesor de universidad que ha viajado por toda Europa, mientras contempla con su hijo la mágica lluvia de estrellas de la noche de San Lorenzo. Toda la novela transcurre en Ibiza, en un punto concreto donde el protagonista vivió de joven los años más inolvidables de su vida. Nos cuenta sus momentos más felices, habla de sus amigos, de sus ligues, de sus viajes, de su familia, todo mientras está sentado, mirando el firmamento. Un argumento a priori sencillo del que Llamazares saca un delicioso jugo que envuelve al lector en un agradable remanso literario.

En ‘Distintas formas de mirar el agua’ la viuda, los hijos y los nietos de Domingo van a lanzar las cenizas de éste en el pantano que inundó su pueblo natal. Toda la trama es un complejo fúnebre y privado durante el cual los familiares van recordando, interiormente, la figura de su marido, padre y abuelo. También tienen voz los yernos o novias de nietos. Todos aportan una mirada diferente sobre el protagonista y sobre la situación. Gana peso en todos los monólogos el tema del pueblo inundado y abandonado forzosamente por sus habitantes, un hecho que se repitió numerosas veces en la España de los años 60. Miles de familias tuvieron que abandonar sus lugares de origen e instalarse en otros pueblos o ciudades por obligación para dejar paso a las grandes infraestructuras. Todos los personajes dan su opinión sobre el tema, diferenciándose según la generación que habla, pues el paso del tiempo hace que cada uno muestre una visión distinta y personal.

El paso del tiempo siempre está presente en la obra de Llamazares, haciendo que el lector se pare a pensar en ello, llevándolo a reflexionar interior e inconscientemente. Pero, además, consigue pintar historias humanas y maduras. En este libro vemos pasar el tiempo de una generación a otra, transportándonos con cada narrador a una época distinta, atrapándonos con cada personaje, enseñando los entresijos familiares, creando expectación con querer saber quién es el siguiente y qué nos va a contar.

Crea un título y a partir de él deja que sean sus palabras las que le guíen desde el subconsciente hacia la obra que está creando.

El último de los familiares en hablar es su hijo menor, soltero, al que todos ven como al miembro de la familia más sensible, más sencillo, vulgarmente hablando, le ven como un retrasado o más vulgarmente hablando aún, como al tonto del pueblo. Sin más detalles: nos guarda una sorpresa con su opinión. Ahí radica el genio de Llamazares, hasta en la más cotidiana de las situaciones familiares, como puede ser el recuerdo de un padre recientemente fallecido, nos puede sorprender y atrapar.

Para finalizar, un apunte anecdótico sobre la manera de trabajar de Llamazares. En la presentación que realizó en Zaragoza, en mayo de 2013, de ‘Las lágrimas de San Lorenzo’, explicó tras la pregunta de un miembro del público asistente que cuando empieza a escribir una novela, o un relato, siempre lo hace desde el título. Crea un título y a partir de él deja que sean sus palabras las que le guíen desde el subconsciente hacia la obra que está creando.

A veces no es un título sino una frase lo que inspira a Julio Llamazares. Como le pasó con ‘La lluvia amarilla’. Relató que conoció a una mujer mayor en pueblo montañés, poco habitado, con la que estuvo hablando sobre lo divino y lo humano en uno de sus viajes. Al despedirse de ella, estando cerca la puesta del sol, la mujer les preguntó a él y a sus acompañantes si iban a viajar de noche, extrañada. Al contestarle que sí, que no iban a dormir en el pueblo, ella les dijo que hicieran lo que quisieran, despidiéndose con una frase que le marcó: “La noche queda para quien es”.

Llamazares contó que le impactó tanto esa respuesta que la escribió en un folio en blanco y a partir de ella empezó a contar una historia con el objetivo de que acabara con esa cita. Y así es, ‘La lluvia amarilla’ concluye con esas palabras.

Vitaminas L, E y E para el cerebro

Por: Tery Logan

Obligación, pasatiempo para otros y pasión para algunos. Así es la lectura. Pero, ¿por qué está de moda el culto al cuerpo y no a la mente? Mientras unos aluden falta de tiempo, otros afirman falta de interés: “no eres tú, soy yo”. Parece que en el momento de eficiencia vital que vivimos (o sufrimos) donde el número de tareas que consideramos urgentes o importantes es directamente proporcional a la celeridad en la que nos sumergimos, se pierde vida mientras se lee y, por eso, se practica más en tiempos muertos.

Pero, ¿quieres saber qué beneficios proporciona leer? Mejora tu comunicación oral al enriquecer tu vocabulario, sintaxis y gramática y, en consecuencia, favorece tus relaciones sociales al disponer de mayor cantidad y variedad de temas de conversación; reduce tu nivel de estrés y favorece buenas rutinas de sueño. Y si hablamos específicamente de lectura de ficción, nos ayuda a abrir nuestro corazón y nuestra mente, favoreciendo la empatía por las vidas y formas de ser de los personajes, convirtiéndose en una cura para la soledad emocional, pues nos identificamos tanto con su mundo interior como exterior y dejamos de ser “seres únicos”, pero también para la soledad física, porque cuando el libro atrae toda nuestra atención, nos absorbe y nos hace olvidarnos de todo lo demás, hasta de nuestras miserias. Si grande es el poder de la mente, grande el de la lectura y aún mayor el poder de esta última sobre la primera.

Un estudio de la Universidad Católica Portuguesa afirma que existe más materia gris y mayor cantidad de neuronas en los cerebros lectores. Además, la Sociedad Española de Neurología (S.E.N.) afirma que al leer se obliga a nuestros cerebros a pensar, a ordenar ideas, a interrelacionar conceptos, a memorizar e imaginar y, en consecuencia, estimula nuestras neuronas y aumenta la reserva cognitiva.

Sigamos profundizando: ¿qué es la reserva cognitiva? Es la capacidad intelectual que acumulamos a lo largo de nuestra vida mediante actividades intelectuales y conocimientos adquiridos que nos ayuda a preservar el buen funcionamiento de nuestro cerebro cuando envejecemos, actuando como factor protector ante los síntomas clínicos de enfermedades neurodegenerativas (entre las que destaca en altísimo porcentaje el Alzheimer). Si las demencias son las enfermedades neurológicas más estrechamente ligadas con la reserva cognitiva, cuanto mayor sea esta, menos probabilidad tendremos de padecer una demencia, pues tanto el deterioro cerebral natural propio de la edad como el causado por estas patologías se compensará con nuestra reserva cognitiva. Por tanto, leer previene la degeneración cognitiva.

Mientras lees este artículo, tu hemisferio izquierdo trabaja a alta velocidad para activar diferentes áreas cerebrales, lo que tiene repercusiones en tu desarrollo intelectual; es decir, tu capacidad lectora modifica tu cerebro. Obliguemos a nuestros cerebros a pensar, a ordenar ideas, a interrelacionar conceptos, a memorizar, a concentrarnos e imaginar. Pero hagámoslo desde niños, porque según la revista Neurology, leer desde edad temprana puede evitarnos desarrollar en un futuro el tan temido Alzheimer u otra demencia.

Es importante destacar que la animación lectora a los niños no hace lectores, sino que ayuda a desarrollar una actitud positiva ante el libro, pues el amor por la lectura se consigue más por actividades socializantes alrededor del libro que por el libro en sí. Y es que leer es un trabajo cognitivo y metacognitivo, que pone en marcha la inteligencia y la afectividad, por lo que si el adolescente o el adulto dejan de leer es porque no quieren hacerlo. No hay más. El hábito lector no se forma en la escuela sino en casa y este exige una fuerza de voluntad consciente y no es resultado de influencia externa, sino que se forma con actos de voluntad y del carácter, como resultado de echarle ganas, tiempo y trabajo.

Leer es un acto intimista y solitario hacia el interior del alma que agudiza nuestra imaginación como una máquina del tiempo y del espacio que permite trasladarnos hasta otras épocas, países y culturas y sentir nuevas experiencias vitales que de otra forma no tendríamos o que tardaríamos años en conseguirlo. Esto tiene una explicación y es que al leer se recrea el funcionamiento de las mismas áreas cerebrales que se accionarían si se ejecutara la acción en la realidad. ¿No es fantástico?

Leer crea, recrea y nos transforma. Sin duda, es la mejor medicina para nuestra salud cerebral y el mejor complejo vitamínico para estar mentalmente activos. Así que ya sabes, para tu materia gris: vitaminas L, E y E. ¡LEE!

Imagen de Pixabay

Imagen de Pixabay

Vidas caninas: reflexiones en torno al perro en la narrativa contemporánea

Juan Manuel Aguilar Antonio.

vidas_Caninas

El perro nunca ha sido el animal predilecto de la literatura, y mucho menos, el de los escritores. Si tuviera que escogerse a aquel ser que ocupa ese puesto, inevitablemente, se señalaría al gato, debido al carácter de independencia y noctambulismo que representa. Sin embargo, los perros ostentan un sinfín de cualidades que la mayoría de las veces son inalcanzables para el hombre, como la lealtad, nobleza e incondicionalidad. Facultades que aprecia todo ser humano pero que en su actuar le son imposibles de mantener. Ante esta perspectiva, el perro se presenta como un ser resuelto, un animal sobre el cual no existen misterios y en el que no se materializa la incertidumbre, principal motor de la ficción, la cual ama el drama y las tramas intrincadas.

No obstante, a pesar de esta condición el perro ha tenido momentos cúspide en la obra de varios grandes escritores, tales como Virgina Woolf, Milan Kundera y Silvina Ocampo. En el que más que presentarse como un enigma, el perro se transforma en un noble compañero, que sin comprender las emociones y problemas de la sociedad, permanece junto a las personas que ama con cariño y lealtad hasta donde la brevedad de su vida lo permite.

En este sentido, el primer can del que hablaré será del cocker spaniel Flush. Mascota de la legendaria poeta Elizabeth Barret Browning, y a quien Woolf dedica una novela entera de su producción narrativa para crear una ficción en torno a su vida.

Frente esto, es importante destacar que los años que corresponden al momento histórico en el que se desarrolla esta novela son los del inicio de la revolución industrial en Inglaterra. Aquella época en que la sociedad inglesa vivió una intensa transformación estructural que cambio los medios de producción y desplazó a miles de personas del campo a la ciudad. Al mismo tiempo que volvió a las grandes urbes, como Londres, centros con una alta densidad poblacional y espacios caóticos que reflejaban una nueva era del desarrollo económico de Europa.

Es precisamente entre esas personas que terminan por instalarse en la capital que se encuentra Miss Browning, quien llevaba consigo al pequeño Flush, su fiel compañero y confidente.

De esta forma, es en ese Londres industrial que Flush entra en razón de los confusos protocolos, relaciones y aspectos que giran alrededor de la vida de los humanos, incluida su dueña, quien a menudo se ve contrariada por la tortuosa relación que mantenía con su padre, la exagerada solemnidad que trataba de ejercer la sociedad victoriana y por la gloria de una ciudad que crecía a ritmos tan acelerados que sólo eran comparables en el mismo nivel que crecían las asimetrías entre los grupos sociales de Inglaterra.

A menudo en ese contexto Flush se pregunta porque el origen social es tan relevante entre las personas, así como la riqueza que detentan o mantienen en sus bolsillos o la forma en la que saludan o beben su taza durante la hora del té. ¿Qué hay detrás de esos hechos y actos?, ¿acaso a través de ellos podemos encontrar los designios de la nobleza y la buena cultura?

Por otra parte, es más interesante la reflexión que crea Flush respecto a la necesidad de Miss Browning al momento de centrarse en su obra. Para la poeta ninguna emoción puede ser expresada sin las palabras. En contraposición, Flush llega a la conclusión de que tanto el amor, el color, la música, arquitectura, hasta la política, son olor. Aspectos y emociones que se pueden percibir por medio de su aroma, porque si de emociones se trata, y de sentir las cosas, para el pequeño cocker no hacen falta palabras que lo señalen o califiquen, sino solamente la posibilidad de sentirlas a través de su olfato.

Y es precisamente bajo esta consigna que la superioridad de Flush frente a los seres humanos es revelada, la cual reside en su capacidad de conocer el mundo a través de sus emociones, condición en la que no importa su incapacidad de poder expresarse por medio de las palabras. Ya que como menciona Woolf nadie jamás como el pequeño can conoció mejor Florencia, aún por encima de Ruskin o Georg Eliot. Además de que cuando veía taciturna a Miss Browning, afligida y contrariada por el papel social que debía ejercer, y que de alguna forma la definía, el pequeño cocker se preguntaba ¿qué tanto de eso es real? Y ¿Qué tanto de esas obligaciones en verdad representaba lo que era su dueña? Para el la solución era sencilla, acercarse a besar a su amiga, para recordarle que ese tipo de muestras de cariño al menos son reales.

Respecto a esto, y al hablar de lo complicado que puede tornarse nuestro mundo como hombres y mujeres que poseemos un lenguaje bien definido para comunicarnos, pero que somos muchas veces incapaces de expresar nuestras emociones. Podemos acercarnos al segundo can que desea abordar este texto, la cual es Karenin. La mascota de Teresa y Tomas, los protagonistas de la “Insoportable Levedad del Ser”, de Milan Kundera.

Porqué es precisamente el amor aquella emoción que más se ha abordado desde la literatura, al grado de convertirse en uno de los temas eternos de la ficción, junto con la muerte y el paso del tiempo.

Por lo que en su novela Kundera trata de abordar las dinámicas, protocolos, actos y fallas que existen al interior de una pareja de amantes. Es decir, todo lo que representa el conflicto y las debilidades típicas del amor entre dos personas, que son definidos por la desconfianza, el miedo a ser aquel que ama más y recibe menos, la aspiración a cambiar a nuestra pareja y el inevitable advenimiento de los celos, el tedio y la traición.

En relación a lo anterior, las personalidades de Teresa y Tomas son definidas por esta disyuntiva. Teresa representa todo lo bueno y noble del amor, mientras Tomas todo lo endeble. Ya que mientras ella lo ama con intensidad y desea su fidelidad, él a pesar de amarla a su manera, no puede ser leal a ese ideal.

Así, en el desarrollo de toda la novela Karenin es fiel testigo de todos los altibajos de su relación, y después del largo pasar de los años, la perrita envejece y contrae cáncer. Pronto empieza a dejar de caminar y aúlla llena de dolor por la enfermedad. Tomas y Teresa descubren que lo más humano es sacrificarla y terminar con su vida de una forma caritativa.

En las tramas perfectamente construidas por Kundera nunca hay coincidencias. Y Karenin desempeña un papel crucial en la historia. El día que ambos terminan con la vida de la perrita, poco antes del acto, Teresa descubre un pensamiento que en primera instancia puede parecer una blasfemia. El amor que existe entre ella y Karenin es mejor que el que tiene con Tomas. Y resalto, es mejor, no mayor.

Piensa como Sherlock Holmes…

Por: Tery Logan

Sherlock Holmes utiliza el método deductivo, un subtipo del método científico.

¿Inteligencia extraordinaria? ¿Intuición y observación sublimes? ¿Es mera ficción o podemos aprender a desarrollar estas habilidades? ¿Es su razonamiento genuino? Quizá no queramos ser detectives, pero puede que mejore nuestra vida laboral o personal. Pensar como Sherlock Holmes responde al desarrollo de una estrategia mental para llegar a un pensamiento más claro y un conocimiento del entorno más profundo. Cualquiera de nosotros, con autoconciencia y práctica, pude mejorar la percepción y resolver problemas más difíciles y desarrollar la creatividad, aumentando la observación y la capacidad de deducción lógica, alcanzando la ATENCIÓN PLENA.

Sherlock Holmes utiliza el método deductivo, un subtipo del método científico. Se parte de unas premisas para llegar a la conclusión. “Es un error capital hacer teorías antes de tener información” (Sherlock Holmes en Las aventuras de Sherlock Holmes). Las hipótesis se formulan y deben ser demostradas únicamente con las premisas de sin dejar que el azar participe. Hay que recopilar el mayor número de datos o pistas sobre un hecho en cuestión, porque la falta de información puede llevar a una conclusión errónea. El método deductivo realmente es sencillo y simple. Se diferencia de la inducción o la prueba-error y es aplicado en Matemáticas y Lógica.

HOLMES: Brillante, preciso, visionario.
WATSON: torpe, impreciso, convencional.

Si Sherlock Holmes hubiera nacido en nuestro siglo, ¿cambiaría su metodología? Observar y deducir requiere un tiempo y dedicación que no están de moda. Entrenar la mente para centrar la atención y absorber lo necesario. Propone un método de interacción con el mundo y recuerda que es la mente más serena la más poderosa.

Realmente hay pocas personas que piensen como Sherlock Holmes. Se trata, según la psicóloga Konnikova, de dos modelos de pensamiento opuestos. Uno se identifica con el de Sherlock Holmes y otro con el de Watson.

HOLMES: Brillante, preciso, visionario. Examen preciso y sistemático de los acontecimientos de que el azar nos hace testigos. Primero observa. Según Konnikova,  la inercia de nuestra masa gris es ir en contra de la buena observación.  Este sistema, más lento, riguroso, lógico y costoso, prefiere no entrar en acción salvo que lo crea absolutamente necesario. Esfuerzo consciente, agotador e insostenible

WATSON: torpe, impreciso, convencional. La mayoría de nuestros juicios son por un sistema rápido, intuitivo, reactivo, que no exige ni esfuerzo ni pensamiento consciente y actúa de forma automática. Más cómodo pero más proclive a la distorsión y al error.

Con entrenamiento podemos reprogramar nuestro cerebro para potenciar el sistema Holmes y arrinconar los hábitos perezosos, ingenuos y automáticos de Watson. Se requieren dos actitudes previas: motivación y mindfulness. Presencia constante, atención centrada en aquí y ahora. “Las personas motivadas siempre rinden mejor”.

El pensamiento reflexivo y eficaz además ayuda a desarrollar percepciones y conocimientos más claros y profundos sobre cualquier aspecto de la realidad.

¿Cómo funciona un cerebro holmesiano? Los recuerdos son el material que usa el cerebro para formar los pensamientos. Frente a una situación aparentemente irresoluble, Holmes se refiere a que no hay nada nuevo bajo el sol. Hay que recurrir a donde se forman, retienen y recuperan los recuerdos.

Hay que dedicar tiempo a codificar los recuerdos correctamente. ¿De qué sirven los datos si no los puedes recuperar cuando los necesitas? La memoria es el punto de partida de cómo pensamos, cómo establecemos nuestras preferencias y cómo tomamos decisiones. Aprender a ser selectivo y filtrar los instintos del cerebro en vez de dejar que “todo pase”. Es activar la pasividad natural del cerebro para comportarse como una esponja.

La tendencia natural a vagar es contraria a la concentración. El primer paso es observar, que es tener los sentidos activados y estar atentos. Cuando nos vemos obligados a atender a varias cosas a la vez, rendimos peor en todas, la memoria se resiente y el bienestar general también.

Es necesario volver a encauzar la atención. Es un riesgo el quedar sepultados bajo la avalancha de información por impactos al día que recibimos.

Selectividad  (estrategia), Focus, objetividad, inclusión, dedicación, humildad, aprendizaje continuo.

Pensar bien y con eficacia. Esfuerzo y capacidad humanas para pensar y resolver de una forma opuesta y menos frecuente a la que sigue al sesgo, error, parte necesaria pero parte aprendida. El pensamiento reflexivo y eficaz además ayuda a desarrollar percepciones y conocimientos más claros y profundos sobre cualquier aspecto de la realidad.

La atención puede ser parcial o plena. Es la llave que puede dar paso al estilo de pensamiento de Holmes pero puede ser la cerradura que lo impida. La capacidad para mejorar el rendimiento mental es directamente proporcional a la destinada a ampliar la capacidad para ejercer el control consciente sobre la atención.

Imagen de José María Mateos

Imagen de José María Mateos

Vacaciones entre letras

Por: Rafael Azgra y Yara Zemo

Como dice Radio futura “arde la calle al sol de poniente” y mamá te obliga a hacer una digestión de tres horas. No hay momento mejor para plantarse con un buen libro bajo la sombrilla. En Bookers, como nos preocupamos por tu diversión, queremos recomendarte algunas vías para que vivas cientos de aventuras sin moverte de la tumbona. Os aseguramos que no os acordaréis del mando de la tele ni el de la videoconsola. ¡Subid a bordo de nuestro barco bookero!

Libros clásicos de aventuras

No podemos hablar de aventuras sin mencionar a los capitanes por excelencia: Julio Verne y Robert Louis Stevenson.

  • 20-000-leguas-de-viaje-submarino20.000 Leguas de viaje submarino (Julio Verne). En esta aventura acompañarás al capitán Nemo en su odisea submarina.
  • La isla misteriosa (Julio Verne). De nuevo el capitán Nemo te brindará otra oportunidad de vivir una apasionante aventura.
  • Escuela de Robinsones (Julio Verne). El joven Godfrey se verá inmerso en una aventura en una isla desierta, con peligros y sorpresas.
  • la_isla_del_tesoroLos hijos del capitán Grant (Julio Verne). El pobre capitán se ha perdido….ayuda a sus hijos y amigos a encontrarlo con las pocas pistas que hay.
  • La isla del tesoro (Robert Louis Stevenson). Aventura de piratas y un cofre del tesoro….¿qué más se puede pedir?
  • Jardín de versos de un niño (Robert Louis Stevenson). La poesía también es para niños, descúbrelo con este clásico que hará volar tu imaginación.

Libros de misterio

Y para vosotros que os gusta el misterio…

  • los_cincoLos cinco (Enid Blyton). Amplia colección de libros donde 3 hermanos, su prima y su perro correrán asombrosas aventuras.
  • Los tres investigadores (Alfred Hitchcock). Serie de novelas donde tres amigos resolverán innumerables misterios.
  • Pesadillas (R. L. Stine). Temblarás de miedo con esta serie de libros donde los fantasmas y los monstruos no son un tema tabú.

Los más entrañables

Preguntad a los más mayores que vosotros y veréis que al mencionar estos títulos sus ojos volverán a brillar como los de un niño. En esta sección no pueden faltar autores como Michael Ende y Roald Dahl.

  • momoMomo (Michael Ende). La pequeña Momo lucha contra el tiempo y los hombres grises, junto a su compañera la tortuga Casiopea.
  • La histora interminable (Michael Ende). Fantasía, aventuras, superación…un libro que te enseñará que en las novelas puede estar tu mejor amigo.
  • James y el melocón gigante (Roald Dahl). Un niño encuentra el escape a su infelicidad a través de la fruta (tomad nota).
  • la_historia_interminableCharlie y la fábrica de chocolate (Roald Dahl). Aunque hayáis visto la película, no dejéis de leer el libro, lo devoraréis.
  • Matilda (Roald Dahl). La pequeña Matilda descubre que tiene poderes asombrosos, ¿queréis saber cuáles son?

Libros de ciencia ficción

Y para los que preferís este género, no pueden faltar títulos de Isaac Asimov, H. G. Wells, Mark Twain y Orson Scott Card.

  • el_juego_enderYo, robot (Isaac Asimov). Nuestro protagonista no confía en los robots. Y con razón. No te pierdas este título donde se establecen las bases de comportamiento de los robots.
  • Fundación (Isaac Asimov). Saga de libros futuristas donde una vez más los robots y la tecnología están presentes.
  • La guerra de los mundos (H. G. Wells). Los marcianos nos atacan….¡cuidado!
  • la_guerra_mundosLa máquina del tiempo (H. G. Wells). Una búsqueda de respuestas en el tiempo, plantea a nuestro protagonistas nuevas preguntas. Acompáñale en su viaje a un futuro donde los Morlocks controlan tus sueños y el miedo.
  • Un yanqui en la corte del Rey Arturo (Mark Twain). Viajar al pasado por un golpe en la cabeza puede traer problemas, ¡ten cuidado con lo que haces!
  • El juego de Ender (Orson Scott Card). Nuestro protagonista es entrenado para luchar contra los “insectores”, a través de un videojuego, pero nada es lo que parece.

Aunque muchos de estos títulos tienen versión cinematográfica, no caigáis en la tentación y conocer la versión escrita, que siempre será mucho más completa y dejará volar vuestra imaginación. Esperamos que entre todos estos títulos hayáis encontrado el que más se ajuste a vuestros gustos. ¡No dejéis de leer y Bookear!

 

Alicia cumple 150 años

Por: Tery Logan

Se nos hace mayor. De género surrealista y escrito en 1.865 por Lewis Carroll (seudónimo del escritor y matemático Charles Lutwidge Dodgson) “Alicia en el país de las maravillas” es un cuento aparentemente escrito para niños por su fantasía y sencillez que guarda un trasfondo filosófico, psicológico e incluso metafísico.

En la época victoriana imperaban las clases sociales, el orden y las reglas, y Carroll se propuso satirizarla de forma indirecta y divertida a la vez, con burlas y paradojas a través de geniales diálogos que invitan al lector a la reflexión sobre la absurda moral de una sociedad previsible y autoritaria. “Comienza por el principio y luego continúa hasta que llegues al final. Entonces para”. “Si no sabes a dónde vas, cualquier camino te llevará allí”. “¿Quién decide qué es lo apropiado? ¿Y si decidiesen que ponerse un salmón en la cabeza lo usarías?”

Excepto Alicia, el resto de personajes son dispares y caricaturescos. Mientras que nuestra protagonista representa la excepción a los niños de su época (obligados a guardar las formas y estudiar muchas horas y leer textos aburridos) porque aún con la misma inercia, se rebela y cuestiona porque es curiosa e inconformista, el resto toma el té a la misma hora cada día porque sí, la juzgan por sus opiniones, deliberan sobre su vida en un juicio sin orden ni concierto y hasta ordenan cortarle la cabeza por oponerse a la Reina de Corazones (personaje egocéntrico y autoritario que parodia el carácter de la reina Victoria I).

En el país de lo absurdo, los sueños se cumplen. Pero este viaje que emprende hacia sí misma al caer por el agujero cuando persigue al conejo blanco, no es fácil. Abandonar el círculo de confort hace que perdamos la identidad, que hagamos introspección y dudemos de nuestra propia “realidad”. Lo extraño siempre es lo desconocido, aquello que vulnera y altera nuestra identidad. Y lo que nos rodea, aún siendo aburrido, previsible y sin interés, nos hace entrar en conflicto con el entorno, con los demás y, peor aún, con nosotros mismos.

Alicia no se reconoce a sí misma en lo que ocurre, porque el punto de partida es el desconocimiento, el desconcierto y el rechazo a lo ajeno. Su mundo se pone patas arriba y ella debe adaptarse, olvidando lo aprendido para interpretar cada hecho o situación por primera vez. Cuando Alicia regresa, tiene las ideas claras. Ahora más consciente y libre, encuentra la persona que quiere ser y no la que se espera que sea.

Durante el proceso, se pone de manifiesto la soledad, la dificultad de dialogar con otros personajes y la falta de empatía. Cuando la comunicación se rompe, fruto de tensiones, los grupos sociales y los individuos se separan y ven a los otros como extraños en vez de cómo semejantes y se convierten en amenaza. También se hace evidente la ansiedad, la conducta paranoica y la exigencia exagerada que a la que se nos somete desde niños y que se prolonga hasta la etapa adulta. La inmediatez, la impaciencia de querer obtener el fin sin recurrir a los medios y el vacío existencial nos alejan del presente y del verdadero yo. Es el malestar por lo que se ha perdido y angustia por lo que se puede perder: la patología psíquica de nuestro tiempo. “Llego tarde. Llego tarde. Una cita muy importante. No hay tiempo. No puedo decir hola ni adiós. Llego tarde. Llego tarde”.

“Alicia en el país de las maravillas” nos deslumbra y alumbra con la conexión entre dos mundos paralelos. El real, que parece lógico y coherente y que al ser cuestionado, se desmorona; y el absurdo e ilógico, que se rige por las formas matemáticas y la verdadera lógica, que es donde los deseos se cumplen.

Duda de toda certeza e interrogante, cuestiona toda norma y la ausencia de ella. ¿Dónde te quedas? ¿Qué realidad vivimos y quiénes somos realmente? ¿Por qué, por qué, por qué? Quizá, 150 años después, sigamos buscando las mismas respuestas que Alicia y que aún nadie ha encontrado…

786px-Alice_par_John_Tenniel_25

Imagen de John Tenniel

Un paseo por la Feria del Libro

Por: Carlos Ortega Pardo

Visita semestral a Madrid. Tras ingerir buena parte de la producción de Mahou para este 2015, y aunque la abrumadora oferta nocturna de la capital no está, ni mucho menos, agotada, mi excelente anfitrión y yo decidimos correr —es un decir— al búho más próximo y encaminarnos de vuelta a nuestra base de operaciones, sita en el combativo corazón del barrio de Aluche. Probablemente porque de pronto nos hicimos mayores, consideramos más sensato recogernos que guardar una kilométrica fila de horteras anabolizados con tal de acceder a un trasudado after, previo abono, para más inri, de sendas entradas a precios muy poco populares.  A resultas de todo lo cual, la mañana del domingo nos encuentra levantados a una hora prudente y haciendo gala de un frescor desacostumbrado. Tras un frugal desayuno y varios transbordos —entremedias de los cuales descubro, no sé si más asombrado que horrorizado o a la inversa, el antiestético patrocinio al que el Excelentísimo Ayuntamiento entregara en su día la icónica Puerta del Sol—, nos llegamos al Parque del Retiro, donde, como siempre desde hace décadas, se ubica la Feria del Libro. Un rutilante sol primaveral se engolfa en acariciar las turgencias de las numerosas y semidesnudas odaliscas yacentes —me explico, guiris de buen año tiradas en el césped—, en cuya gozosa contemplación nos detenemos lo justo y necesario antes de zambullirnos en el populoso torrente humano que fluye entre las dos largas hileras de casetas.

Más que los libros en sí, el gran atractivo de la Feria es, no cabe duda, la proliferación de rostros conocidos en el trance, me figuro que penoso para la mayoría, de firmar ejemplares. No tardamos, de hecho, en topar con el —muy merecidamente— renombrado Javier Marías, brindando su reciente Así empieza lo malo a media docena escasa de damas que, como él, empiezan ya a dejar atrás la mediana edad. Casi enfrente, una cola exponencialmente más larga denota la presencia del agresivo youtuber (sic) Auronplay; disparidad de interés público que me abstendré de valorar, toda vez que desconozco la obra de este último. En tal ignorancia aspiro, por cierto, a permanecer.

Análoga multitud se congrega en torno al fotogénico superbestseller  Joël Dicker, presentando —supongo— un nuevo aborto sobredimensionado cuyo abracadabrante argumento tranquilizará las conciencias de miles de lectores, renovada su fe en la ficción de la literatura comercial inteligente. Muy distinto pinta el panorama para un poeta competente —palabras del propio Marías, y de su criterio me fío— como Luís García Montero. Porque su rúbrica parece concitar el mismo interés que su candidatura por IU en las últimas elecciones autonómicas. La derrota continúa dibujada en un rostro ya de por sí melancólico.

Alegra ver a dos paisanos, Rafael Chirbes y Manuel Vicent, cada uno a su manera, ejemplos ambos de que esta tierra de mis pecados puede ofrecer al mundo otra cosa que paella mixta y corrupción política. Nuestro jolgorio se dispara con el hallazgo de un Fernando Arrabal lo bastante sobrio como para garabatear dedicatorias, aunque no tanto como para apercibirse portador de dos pares de gafas. En su defensa se puede alegar que uno de ellos es de sol y que, habida cuenta de su vocación retadora, no sería aventurado pensar que se trata de un efecto buscado.

Pasamos frente a Rosa Montero y Almudena Grandes, separadas en la Feria por distancia física equiparable a la ideológica y estilística existente entre estas dos veteranas escritoras de carácter, haciendo de sus respectivas columnas en el País Semanal un producto meramente intercambiable, decisión que, pese a comprenderla, no comparto. Metidos en ocurrencias editoriales cuando menos curiosas, muy oportuna resulta —oportunista incluso, habrá quien matice, y no sin razón— la del preclaro genio mercadotécnico que ha sacado a la cegadora luz de este domingo reventón Por qué las cosas pueden ser diferentes, de Manuela Carmena, ignorado —publicado, que diga— hará cosa de un año y que, a raíz del sorprendente éxito electoral de su autora, se está vendiendo como churros. Alrededor de la caseta en la que la presumible futura alcaldesa de Madrid estampa su solicitadísima firma se arremolina una muchedumbre tal que hasta se requiere la presencia de azafatos con chaleco reflectante a fin de ordenar el tráfico. Insisto, bravo por el editor. Todo un tiburón.

No anda particularmente atareado, por el contrario, el interesante narrador y sensato articulista Javier Cercas. Quizá por su condición de catalán —de adopción— no nacionalista —ni de un signo ni del otro—, y es que la tibieza se paga cara en este país nuestro de caínes apasionados. Hablando de lo cual, José Javier Esparza luce el parche de los domingos y Pío Moa dedica su último mamotreto revisionista. Ambos tienen su público, porque de todo ha de haber en la viña del Señor. Aunque no tan nutrido, qué más quisieran, como el que se agolpa ante el stand ocupado por El Gran Wyoming, coco luciferino de aquéllos, a la vez que —probablemente, entre otras cosas, por eso mismo— uno de nuestros mayores líderes catódicos de opinión.

Llegados a la carpa de grandes firmas, nos choca el envidiable estado de forma del Jon Bon Jovi, o poco menos, de las letras patrias, un Arturo Pérez-Reverte que en absoluto aparenta los 63 palos que con tanta donosura carga a cuestas. Bronceado nuclear, refulgente la sonrisa fachendosa. Nervudo todo él como maroma de velero.

Poco antes, y exhibiendo un perfil manifiestamente más bajo, hemos visto al reputadísimo Antonio Muñoz-Molina dedicar su reciente Como la sombra que se va. Su esposa, la simpática Elvira Lindo, ocupa una caseta algunas decenas de metros atrás. Todo queda en la familia.

Por fin, exhaustos tras más de dos horas deambulando bajo el ensañamiento solar, coincidimos en que ha llegado el momento de rehidratarnos con unas cañas como sólo en la villa y corte saben tirarlas. Y, ya que estamos, apretarnos unos huevos rotos. Que para luego es tarde.

Imagen de Abhi Sharma

Imagen de Abhi Sharma