¿Alguna vez has hecho el amor de verdad?

Por: Fernando Bermúdez

El pasado siempre ha tenido un toque de curiosidad para mí, para ser exacto es  un tremendo trecho de muertes insaciables, que pocos de sus restos salen al presente. Pertenecer a uno mismo es lo que te hace tan deseable, la vida busca lo que aún no domina, lo que no es suyo, lo que no muere por ella, la vida es un delirio lleno de nostalgia y pasión.

La valentía suele acabar viendo a la muerte de forma cautiva, amada y amiga. Es lo mismo ha poseer el miedo de una forma tangente, dolorosa, inspirada, y con sus olvidos en caída libre.

Hacer el amor es el equilibrio perfecto entre lo humano y lo divino, suelo poseer mis pensamientos al termino de una nota, de un silencio, de lo que mis recuerdos quieren declamar. El miedo me visita cada momento inesperado, en cada exilió de mi mente al creer en mi, es apocalíptico sentir que no eres lo suficientemente bueno para dejar marea en la vida de tu gente.

Y me retorno a pensar en el amor profundo que Mozart, Beethoven, Hemingway, los Fitzgerald, Sabines, Picasso, Dalí, Paz, Benedetti, Márquez, Galeana, Rivera, Orozco, Rulfo, Velarde, y otros más al copular en sus obras, haciendo treguas con la muerte, compartiendo con sus soledad sus emociones, su prosa llena de verdad, sus miedos, ese amor tan profundo que llenaba cada partidura, cada recinto al pintar, cada musa, cada hoja vacía que es penetrada por la tinta. Que bondad, que amor tan grande para trascender con ellos mismos y compartir la sensación a quienes con sus obras se cautivaban.

Hacer el amor, es olvidar que uno existe, es brindar el todo y sentirte con la nada, es ser, en medio de una tregua, es dejarse llevar por la malicia, la lujuria y lo interminable, hacer el amor, es perder el miedo a la muerte, es aún mayor, es morir, tocar el cielo y revivir. No hay mayor sensación que perderse con el miedo y regresar con el cómo grandes amigos.

” Al hacer el amor, sientes una pasión que te hace perder el miedo a la muerte, pienso que el amor que es cierto y real hace una tregua con la muerte, debido que aman con suficiente pasión que apartan a la muerte de su mente. hasta que vuelve y es hora de hacer el amor de verdad”.

Ernst Hemingway (Media noche en parís)

“Soy el ancla que se clava entre los mares, sobre los puertos que desean escuchar nuestros nombres”

Imagen de Pixabay

Imagen de Pixabay

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s