Tu mano es mi ombligo

Por: Ana Rodríguez

Me gustan los encuentros insensatos
recordando el sabor de aquellos meses,
cuando las horas duraban un rato
creyéndonos a veces superhéroes.
Arrancando la tristeza de un mordisco,
esperando sin temor esa distancia,
haciéndonos cosquillas como niños,
y empatando de una vez esta batalla.
Hablando de nuevo, como antes,
de que la vida nos doliera y enseñase
que quizá nuestro cruce de caminos,
fue tan “sólo” otra parte del viaje.

(Buscando tu mano mi ombligo,
y bailando muy lento en la ducha
al ritmo de Madrid y su ruido.)

Imagen de Marta ... maduixaaaa (Flickr)

Imagen de Marta … maduixaaaa (Flickr)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s