Julio Llamazares, el maestro de lo cotidiano

Por: Víctor J. Rodríguez

Es un autor que crea historias delicadas, deliciosas y consigue crear interés en las escenas más cotidianas.

jllamazaresEn marzo de 2015 el escritor leonés Julio Llamazares publicó ‘Distintas formas de mirar el agua’, su última novela, que en pocas semanas se agotó y volvió a lanzar en una segunda edición, llegando a la tercera en menos de un mes.

Llamazares es periodista y un escritor polifacético, ha publicado novelas, ensayos, relatos y crónicas. Su bibliografía es muy variada, pero destaca en ella siempre un elemento ambiental que envuelve todas sus obras. Es un autor que crea historias delicadas, deliciosas y consigue crear interés en las escenas más cotidianas.

Es un romántico. Todas sus obras están llenas de un lenguaje formal y correcto, con descripciones precisas sin llegar a saturar al lector. Su obra más célebre es ‘La lluvia amarilla’, una novela publicada en 1988 con éxito de ventas y crítica, de la que hasta se han realizado estudios universitarios en el extranjero, como Japón. Es un monólogo interior del último habitante de un pueblo abandonado en el Pirineo aragonés, un punto de partida que puede echar para atrás al lector acostumbrado a la acción o a las tramas que envuelven a un reparto numeroso. Sin embargo, Llamazares llena todas las páginas con reflexiones, recuerdos del personaje, situaciones en las que sufre y se enfrenta a las adversidades del invierno en la montaña, a la soledad, al olvido, a la vejez…habla de un sinfín de momentos que evitan abandonar la lectura.

Es un romántico. Todas sus obras están llenas de un lenguaje formal y correcto, con descripciones precisas sin llegar a saturar al lector.

distintas-formas-de-mirar-el-aguaOtras de sus publicaciones son Luna de lobos’, su ópera prima, ‘Escenas de cine mudo’ y ‘Las lágrimas de San Lorenzo’, otra maravilla que versa sobre los recuerdos que le sobrevienen a un profesor de universidad que ha viajado por toda Europa, mientras contempla con su hijo la mágica lluvia de estrellas de la noche de San Lorenzo. Toda la novela transcurre en Ibiza, en un punto concreto donde el protagonista vivió de joven los años más inolvidables de su vida. Nos cuenta sus momentos más felices, habla de sus amigos, de sus ligues, de sus viajes, de su familia, todo mientras está sentado, mirando el firmamento. Un argumento a priori sencillo del que Llamazares saca un delicioso jugo que envuelve al lector en un agradable remanso literario.

En ‘Distintas formas de mirar el agua’ la viuda, los hijos y los nietos de Domingo van a lanzar las cenizas de éste en el pantano que inundó su pueblo natal. Toda la trama es un complejo fúnebre y privado durante el cual los familiares van recordando, interiormente, la figura de su marido, padre y abuelo. También tienen voz los yernos o novias de nietos. Todos aportan una mirada diferente sobre el protagonista y sobre la situación. Gana peso en todos los monólogos el tema del pueblo inundado y abandonado forzosamente por sus habitantes, un hecho que se repitió numerosas veces en la España de los años 60. Miles de familias tuvieron que abandonar sus lugares de origen e instalarse en otros pueblos o ciudades por obligación para dejar paso a las grandes infraestructuras. Todos los personajes dan su opinión sobre el tema, diferenciándose según la generación que habla, pues el paso del tiempo hace que cada uno muestre una visión distinta y personal.

El paso del tiempo siempre está presente en la obra de Llamazares, haciendo que el lector se pare a pensar en ello, llevándolo a reflexionar interior e inconscientemente. Pero, además, consigue pintar historias humanas y maduras. En este libro vemos pasar el tiempo de una generación a otra, transportándonos con cada narrador a una época distinta, atrapándonos con cada personaje, enseñando los entresijos familiares, creando expectación con querer saber quién es el siguiente y qué nos va a contar.

Crea un título y a partir de él deja que sean sus palabras las que le guíen desde el subconsciente hacia la obra que está creando.

El último de los familiares en hablar es su hijo menor, soltero, al que todos ven como al miembro de la familia más sensible, más sencillo, vulgarmente hablando, le ven como un retrasado o más vulgarmente hablando aún, como al tonto del pueblo. Sin más detalles: nos guarda una sorpresa con su opinión. Ahí radica el genio de Llamazares, hasta en la más cotidiana de las situaciones familiares, como puede ser el recuerdo de un padre recientemente fallecido, nos puede sorprender y atrapar.

Para finalizar, un apunte anecdótico sobre la manera de trabajar de Llamazares. En la presentación que realizó en Zaragoza, en mayo de 2013, de ‘Las lágrimas de San Lorenzo’, explicó tras la pregunta de un miembro del público asistente que cuando empieza a escribir una novela, o un relato, siempre lo hace desde el título. Crea un título y a partir de él deja que sean sus palabras las que le guíen desde el subconsciente hacia la obra que está creando.

A veces no es un título sino una frase lo que inspira a Julio Llamazares. Como le pasó con ‘La lluvia amarilla’. Relató que conoció a una mujer mayor en pueblo montañés, poco habitado, con la que estuvo hablando sobre lo divino y lo humano en uno de sus viajes. Al despedirse de ella, estando cerca la puesta del sol, la mujer les preguntó a él y a sus acompañantes si iban a viajar de noche, extrañada. Al contestarle que sí, que no iban a dormir en el pueblo, ella les dijo que hicieran lo que quisieran, despidiéndose con una frase que le marcó: “La noche queda para quien es”.

Llamazares contó que le impactó tanto esa respuesta que la escribió en un folio en blanco y a partir de ella empezó a contar una historia con el objetivo de que acabara con esa cita. Y así es, ‘La lluvia amarilla’ concluye con esas palabras.

Anuncios

Un comentario en “Julio Llamazares, el maestro de lo cotidiano

  1. Pingback: Julio Llamazares, el maestro de lo cotidiano | Cuaderno de un periodista-escritor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s