El veneno que bebí (Campanilla)

Por: Loreto Liz (Lilith)

Imagen de Ryhmäteatteri

Imagen de Ryhmäteatteri

Ha llegado ese día que creí que nunca iba a llegar,
es que ya estoy muy cansada de suplicarte,
entre bromas, que me quieras…
de rondar por la esquina de tu calle
por si bajas, por si te acercas, por si me miras,
muy cansada de envolverme en trapos
y enterrar entre paños mi corazón en un capazo
y abandonarme en la puerta de tu casa
por si me acoges, por si me adoptas
como un trozo de tu vida.
Cansada de mi aire triste de niña perdida,
sin sombra ni dedales, sin risas
ni polvos mágicos de esos que te hacen volar.
Y con todo el veneno que bebí por ti…
Que no me salvarán ni mil manos dando palmas,
porque ha llegado el día en el que soy yo
la que ya no cree en las hadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s