Cómo entender a un escritor

Por: Mel Koiv

Si viniste aquí buscando como entender a un escritor, no es el sitio indicado.

Cómo saber lo que piensa, cómo saber lo que siente… Es imposible.

Si te preguntas:
¿Es el escritor de mi misma especie?
Hmm… Creo que se está investigando.
¿El escritor nace o se hace?
Estudios de diversas universidades de Londres y Massachusetts aseguran que no tienen ni idea.
¿Es el escritor un ser superior?
Ellos lo dan por hecho, el ego de un escritor sobrepasa los límites de la naturaleza, pero probablemente sea tan pringado o incluso más que tú.
¿Siente el escritor de la misma forma que yo?
De eso quiero hablar hoy.

Hay algo que ni yo como escritora sé con certeza, los escritores ¿sentimos diferente o solo expresamos diferente?
Quizá con este don de apreciar las pequeñas cosas, porque son las que realmente enriquecen los escritos, realmente multiplicamos por mil cada sentimiento. O quizás sentimos lo mismo que cualquiera y somos unos malditos exagerados cuando queremos expresarlo.

Porque un escritor no siente una caricia. Un escritor siente un calambre en su piel que le estremece y dilata cada poro de su ser, un escalofrío desde la zona acariciada hasta su nuca, un suspiro que sale desde el fondo de sus pulmones y escapa entre sus labios para no volver.

Porque un escritor no ve un hoja de un árbol cayendo. Un escritor admira el balanceo de una hoja en el viento, divertida como si de un niño en un columpio se tratase o melancólica huyendo lentamente como un recuerdo. Porque también depende de los ojos del escritor.

Un escritor no se enamora de tus labios carnosos. Un escritor quiere perderse en ellos con los cinco sentidos, sentirlos suaves y tiernos y húmedos como una fruta madura. Quiere saborearlos hasta que su lengua se seque. Quiere oírlos reír, suspirar, besar, gemir.
Quiere verlos entreabrirse esperando… algo.

Un escritor es sutil, y por eso no has notado que en algunas de esas frases puedo estar refiriéndome a otros labios.

Porque un escritor es capaz de decir todo sin decir nada. Pero también es capaz de no decir nada diciéndolo todo.
Pero es incapaz de no sentir y experimentarlo todo con cada fibra de su ser.

Porque un escritor es capaz de hacerte inmortal, porque si conoces a un escritor, probablemente ya estés perdido entre sus letras, en alguna parte, algo que escribió, lo hizo pensando en ti. Somos así de egocéntricos, porque en nuestro mundo de letras no somos escritores, somos creadores, como dioses. Al fin y al cabo, creamos un universo que solo nosotros controlamos. Por lo tanto nos creemos con el don y el derecho de inmortalizaros, ni siquiera necesitamos vuestro permiso.

¿Un consejo? Cuando conozcas a un escritor huye antes de que sea demasiado tarde.
Corres el riesgo de enamorarte y, lo que sería aun peor, enamorarle.

Imagen de Pixabay

Imagen de Pixabay

Anuncios

8 comentarios en “Cómo entender a un escritor

  1. Muchas gracias! este blog se escribe entre todos aquellos autores que se quieren dar a conocer. Compartimos los relatos de todos aquellos que lo deseen. Nos alegra de que te guste y esperamos que lo disfrutes. Bienvenido Bookero. 🙂

    Le gusta a 2 personas

  2. Perdona, ¿Es aquí dónde se pueden dar los aplausos? Si es así aquí tienes tu público dónde se prepara para hacerte una ola diciendo aquello de “Ese escrito cómo mola se merece una ola ueeeee”

    Acabas de describirme, no sé si a todos pero me incluyo entre esas líneas que has escrito. Cuando me preguntan por cosas como: ¿Y cómo lo escribes? ¿De dónde sacas eso? les intento mentir diciéndole: Bueno… hay de todo me inspiro en todo lo que puedo y lo maximizo. Y resulta que te has inspirado en la historia que has tenido con esa persona.

    A veces se nos ve el plumero con nuestras historias y como bien redactas podemos parecer algo extraño cuando conoces a alguien, incluso asustamos con nuestros gustos musicales o arte.

    Por mi parte, intento que mi faceta de escribir lo descubran muy pocos, queda con su halo de misterio y mucha gente sé que no se lo espera. Cómo ser un agente secreto que dice que se va a comprar al pan y vuelve sin mirar atrás dejando una explosión, en nuestro caso de palabras.

    Te pones las gafas de sol y sueltas aquello de: “Otro trabajo bien hecho”

    Debemos escribir para una audiencia de una sola persona; tú mismo.

    Me ha encantado esta entradas y más tu blog. He leído y releído algunas de ellas y por eso acabas de ganarte un nuevo suscriptor. De sobra decirte que estás invitada a mi blog en el que, como escritor novel y en aprendizaje, intento manejar este entretenimiento tan bien como el tuyo.

    ¡Un fuerte saludo y perdón por el tocho-comentario!

    ¡¡Nos leemos!! 🙂

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s