Mi color favorito es…muerte

Liberad al Kraken
Por: Sir Francis Kraken

krakenSaludos, queridos visitantes de lo profundo. En el día de hoy os voy a hablar de una de esas autoras que te hacen pensar en tirar la toalla si eres escritor. Pilar Eyre, con “Mi color favorito es verte”, nos invita a una aventura autobiográfica que, siendo sinceros, nos va a defraudar bastante. Tenemos dos formas de enfocar esto: que sea verdad o que sea mentira lo de que es autobiográfica. Si es mentira no pasa nada, sólo tendríamos un libro malo más en nuestras manos. Pero si es verdad, se trataría de más de trescientas páginas de pruebas de que esta persona debería estar encerrada. A continuación veréis por qué…

Tenemos a una escritora con una autoestima tan baja que cree que es necesario mentir sobre su edad. Al principio del libro hace un ejercicio de soberbia sin límites al hacer alarde de las ventas de sus libros y tener seguro que iba a ser nominada al Premio Planeta, lo que me hace dudar de la legalidad del certamen. Podría haber mencionado cualquier otro galardón para ella, pero no, da en el clavo con el Premio Planeta (que no ganó, recordemos). Da a entender que, aunque dista de ser perfecta, es muy superior a la mayoría de nosotros, los mortales. Compañeros escritores, no os preocupéis, siempre estaréis por encima de una periodista de prensa rosa digan lo que digan.

Continuamos con una serie de justificaciones baratas acerca de la vida que lleva. Lo peor es cuando culpa a su hijo (adulto, por cierto) de que no pueda tener una relación seria. Hace falta tener poca vergüenza, la verdad. Antes hablaba acerca del muy posible desequilibrio peligroso de esta señora. Pues bien, comienzo a justificarlo diciendo que no es muy normal que se te aparezcan tus padres muertos con asiduidad (y sin ella tampoco). Pero no que les vea en el espejo ni nada de eso. Se le aparecen hasta en el parabrisas del coche, lo que podría provocar un grave accidente. Esas alucinaciones no nos auguran nada bueno.

Resulta que conoce a un hombre francés con el que liga al instante. Cómo no, este hombre no es gordo, ni bajito, ni pobre. Pilarín, eres un poco superficial ¿no? El francés, que se supone que es periodista de guerra, vive con ella un romance de un par de días. Esto nos ha pasado a la mayoría de nosotros, con la diferencia de que nosotros no hemos desarrollado una obsesión enfermiza por un turista (espero).

Cuando el hombre se va comienza una persecución sin tregua por parte de la loca de Eyre, en la que llega a incluir a un detective privado. ¡Y todo para que al final todo sea mentira! Vamos, que el francés sólo quería echar un clavo y escribir un libro. Aún así, a pesar de lo perro que es el tío, la persecución de Pilar Eyre es enfermiza. En definitiva, que si me encuentro con esta autora corro en la dirección opuesta, no vaya a ser que se enamore de mí y no me deje tranquilo.

Hablemos del estilo… ¡Qué poco me gustan los libros escritos en presente! Pero hay que aguantarse. Afortunadamente no es mi obra. Que sí, que finalista del Premio Planeta y todo lo que quieras, pero ni loco lo reconocería como un trabajo mío. ¡Qué vergüenza, por favor! Y con tanto ganar certámenes y tanto postín laboral quizá no estaría de más que se comprase un libro para repasar la gramática, porque tiene frases construidas de una forma aberrante y alguna que otra falta de ortografía.

Señores miembros del jurado del Premio Planeta, dedíquense a otra cosa porque no tienen ni pajolera idea de lo que es un buen libro. La próxima vez busquen a sus finalistas en otro lugar que no sean los programas del corazón, por favor. Y a ti, Pilar: sigue hablando de gente muerta y que no pueda desmentirte nada, pero por favor no nos tortures con tu vida inventada.

Autoridades de la sanidad mental: una camisa de fuerza para Pilar Eyre, por favor.
Dicho esto, os pido lo de siempre ¡Poned un Kraken (cuerdo) en vuestra vida!

Anuncios

2 comentarios en “Mi color favorito es…muerte

  1. Saludos! Ella dice que es autobiográfica y sinceramente, parece que estás leyendo el argumento de un telefilm malo. No es merecedora de un galardón de esa talla. Pero es bien sabido que últimamente en el mundo editorial prima cada vez más el enchufismo.

    Sir Francis Kraken

    Le gusta a 1 persona

  2. Pues a pesar de todo, esta señora tiene para vivir durante un tiempo con el premio… Me ha sorprendido mucho esta crítica, porque pensé que esos premios grandotes no se ganaban escribiendo biografías inventadas :s Supongo que lo leeré antes de opinar más. Gracias por la crítica.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s