Carta a mi yo, dentro de 15 años.

Por: Alfonso Castro

Primero que todo, quiero que estés sonriendo cuando veas esta carta. Tendrás exactamente 40 años. Que se dicen fácil, rápidos y tajantes.

¿De locura no?

Espero, que para esa edad, la calma domine tu vida. Que seas un tipo tranquilo, sereno y sobretodo, que sigas siendo feliz como cuando te escribí esto. Espero que estés viviendo tus años mas felices, te encuentres llevando tus niños al colegio ( O la Universidad) y que puedas vivir plenamente y llevando el pan a casa realizando las cosas que mas te gustan.

Espero que puedas mirar atrás con sonrisas melancólicas, recordando lo duro pero valioso que fue, poder emprender tus propios proyectos, aún cuando no muchas personas creían en ti.

Que tengas mas certezas que dudas y que cuando te ataque la ansiedad cambies las cervezas por papelón con limón. Espero que tengas una casa que se adecue al tamaño de tu familia. Esa familia gigante que siempre has estado soñando(Niños jugando, perros corriendo, loros cantando, gatos maullando y cualquier otra especie de animales que por dulzura o cariño quieres tener y adoptar como un hijo).

Me encantaría saber que 15 años después, sigas viendo a tu chica con la misma pasión, ternura y amor del primer día en que se conocieron. Que la locura sea infinita, intacta y le transmitan a sus hijos el valor de lo que realmente vale en el mundo. Que en tu casa, se escuchen risas y alegrías. Que nunca falte el pan, el amor y el cariño de toda familia feliz.

Espero que entiendas a esa altura de la vida, que los problemas vienen y van.
Que la plata es como las olas del mar, que las deudas se cancelan.

Me gustaría saber, que aprendiste a mantener la calma en los momentos de lluvia. Que recuerdes, que los buenos y los malos momentos no son eternos, y que cuando caigas, te limpies las rodillas y sigas adelante convencido de las posibilidades de triunfar.

Hay muchas cosas que me gustaría que me contaras, y que me dijeras. Que te cause la misma alegría los viajes de placer, como cambiar los pañales de los niños. Que disfrutes los paseos nocturnos de París tanto, como pararte a medianoche a calentar el tetero de tus bebes.

Quiero saber, que por encima de todo lo que pudo haber pasado, seas siempre feliz.

Te quiero indómito, necio, loco, ocurrente y gracioso.

Quiero saber que me quieres, te quieres.

carta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s